Imprimir esta página

Gobernación pide día y hora para escuchar a Sánchez

Escrito por  REDACCIÓN CENTRAL/EL PAÍS EN Mar 22, 2018

El secretario de Hidrocarburos de la Gobernación de Tarija, Freddy Castrillo, pidió día y hora al Ministro de Hidrocarburos Luis Alberto Sánchez para poder escuchar el informe sobre los proyectos en marcha relacionados con Tarija, en particular lo relacionado con la implementación de la petroquímica de propileno en el Chaco.

La pasada semana se pidió una audiencia pública por parte de las instituciones y asambleístas, además, la Comisión de Hidrocarburos solicitó dos veces por escrito que se pudiera informar sobre ese plan de inversiones, sin embargo hasta la fecha no se conoce respuesta. Más al contrario, Sánchez excusó su presencia en la reunión convocada para este jueves por problemas de agenda.
La información sobre la petroquímica y las dudas del Ministro tampoco han caído bien en el Chaco, donde el presidente de la Asamblea Regional, Mario Aldana Alba, refirió que se hizo la representación correspondiente en La Paz, solicitando información y la presencia en el Gran Chaco de las autoridades del Ministerio de Hidrocarburos y Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), para brindar una explicación.

Dudas en el proyecto
El proyecto de la construcción de la planta petroquímica de propileno y polipropileno lleva vigente en el plan de Gobierno desde 2006, si bien el retraso en la construcción de la Separadora del Gran Chaco lo ha ido postergando en el tiempo. En 2014 el anuncio se capitalizó. En 2016 se anunció la disposición de un crédito del Banco Central de Bolivia para cubrir los 2.200 millones de dólares que se estimaban costaría. En todo el proceso se contó con el apoyo de Tecnimont, una empresa italiana que se adjudicó los estudios de mercado y proyectos previos para definir alcances y tecnologías. A finales de 2016 se licitó y en 2017, se emitió un informe de adjudicación que beneficiaba a la propia Tecnimont, que participaba junto a Técnicas Reunidas, vieja conocida que construyó la Separadora del Chaco. En medio del escándalo que acabó por descabezar a YPFB, se anuló la licitación.
El proyecto no volvió a ser licitado y más bien, en 2018 fue eliminado del presupuesto de YPFB. Sánchez aseguró el lunes en El Deber que el proyecto no avanzaría hasta que se revisara todo lo relacionado a mercados y tecnologías a usarse, definidas por Tecnimont. El martes, sin embargo, se vio obligado a aclarar que el proyecto no había sido eliminado.
El tema de la petroquímica no es el único que preocupa en el departamento. Asuntos como el plan de exploración de Tariquía, la suerte que está corriendo la exploración en Boyuy, los asuntos de las reservas y los planes de exploración no convencionales también están en la agenda.