Cristiano Ronaldo no bajó los brazos con su selección y mostró su estado de gracia con un par de goles en el descuento ante Egipto que dieron la victoria a Portugal (2-1) en un choque marcado por el duelo entre el jugador del Real Madrid y Mohamed Salah.