Yolanda Herrera estuvo involucrada en la defensa de los derechos humanos desde su vida universitaria. Lleva más de 35 años dedicada a esa labor, los casos con los que le tocó lidiar la tiene más comprometida que nunca. A dos años de haber dejado la presidencia de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDDHH), está motivada a impulsar un movimiento nacional con el mismo fin, que acompañe el proceso de la institución que presidió durante cinco años.