El alcalde de San Lorenzo, Miguel Ávila Navajas, confirmó que se ha solicitado al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas del Estado un segundo débito a favor de su municipio, enmarcado en la Ley del 8 por ciento. Es un tema que ya ha llegado a la justicia ordinaria con requerimientos fiscales en curso a raíz de una denuncia penal interpuesta por la Gobernación.

Comunidades de la primera sección de la provincia Méndez se han declarado en emergencia debido a que desde el Gobierno Municipal de San Lorenzo se dio a conocer que la Gobernación del Departamento de Tarija hubiere remitido una carta para levantar el financiamiento de al menos cuatro proyectos que fueron solicitados por los pobladores desde hace años.

El dirigente campesino, Leoncio Farfán, denunció el lunes que la Gobernación de Tarija pretende rescindir los convenios para la ejecución de proyectos concurrentes que tiene con el municipio de Yunchará.

Continúan las repercusiones por la activación de los débitos automáticos como mecanismo de cobro de la Ley del 8 por ciento para los gobierno municipales. Ahora la Gobernación anunció que procederá a revisar todos los convenios intergubernamentales para encontrar una posibilidad de recesión, se advierte que los principales programas y proyectos concurrentes están en riesgo financiero.

Los débitos para aplicar la Ley del 8 por ciento para los proyectos concurrentes de los gobiernos municipales del departamento de Tarija continuarán. Son alrededor de 40 millones de bolivianos los que podrían pasar en las próximas semanas de la cuenta única de la Gobernación a cinco municipios que están realizado el trámite ante el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas del Estado Plurinacional de Bolivia.

La presidenta de la Asamblea Legislativa Departamental (ALD) de Tarija, Sara Armella, solicitó al gobernador, Adrián Oliva Alcázar, cumplir con la Ley del 8 por ciento, y respaldó la decisión del Gobierno Nacional de debitar 18 millones de bolivianos para los municipios de San Lorenzo y Yunchará.

El gobernador del departamento de Tarija, Adrián Oliva, solicitó una audiencia con el presidente Evo Morales tras hacerse efectivo un débito de más de 18 millones de bolivianos por concepto de la Ley del 8% para proyectos concurrentes de los gobiernos municipales de Yunchará y San Lorenzo. Anunció que se tomarán todas las acciones de carácter legal para recuperar ese dinero “confiscado” al departamento. Entre tanto, la Asociación de Municipios de Tarija (AMT) confirmó que este mecanismo está siendo emulado por otros cinco municipios para reactivar proyectos paralizados.

El gobernador del departamento de Tarija, Adrian Oliva, remitió una carta al presidente de Bolivia, Evo Morales, solicitando una audiencia de emergencia ante el débito de 18 millones de bolivianos por concepto de la Ley del 8%, resaltando que esta confiscación representa graves consecuencias sociales en un departamento que se encuentra en una situación de crisis económica, por lo que la autoridad espera poder abordar la problemática a efectos de revertir esta decisión tomada por el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.