Abdón Miranda Cuellar lleva en sus ADN la música, desde niño tuvo la inclinación por ese arte, hizo del acordeón su instrumento predilecto, con el cual le dio melodía al himno a la provincia Arce, cuya letra es una composición de él, salió de su inspiración cuando ese pedacito de suelo tarijeño cumplía los 100 años de vida.