Unos 3.000 vehículos convertidos a GNV desaparecieron de Tarija

Escrito por  GUSTAVO MÁRQUEZ/EL PAÍS EN Jun 25, 2016

En el salón de la Federación del Autotransporte “15 de Abril”, la Gobernación realizó el relanzamiento del programa de conversión a Gas Natural Vehicular (GNV). Salieron a la luz cifras que dejan entrever que en 7 años el programa no está logrando recuperar la inversión que se realizó para su implementación, 

que llega a 89 millones de bolivianos. Uno de los motivos es que aproximadamente 3.000 vehículos no realizan sus aportes al sistema del Fondo Rotatorio, pues han desaparecido de Tarija.
Desde la gestión 2009 hasta el presente año, se convirtieron cerca de 18.751 vehículos en todo el departamento. La meta para el 2016 es invertir 8.796.048,00 bolivianos, para cambiar la matriz energética de 1.180 vehículos, con lo que se tendrá cerca de 20 mil que utilizarán gas, generando un ahorro para los transportistas y particulares, además de reducir el daño al medio ambiente que implican otros combustibles.   
El director del programa GNV, Javier Zenteno, destacó que el gobernador Adrián Oliva, junto con su gabinete, haya priorizado la continuidad del programa, empero indicó que el tema fundamental para que sea autosostenible es invertir en movilidades que cumplan los compromisos firmados, ya que la ley estipula que el beneficiario debe pagar al Fondo Rotatorio la totalidad del costo del equipo de GNV y la conversión en un plazo de 10 años.
Para acceder a la conversión de un vehículo a gas, los propietarios firman un contrato en el que se comprometen a pagar el precio del kit mecánico empleado en su motorizado. El pago se hace mediante las cargas de combustible, bajo un requisito de consumo mínimo: en el caso de vehículos particulares deben cargar al menos 150 metros cúbicos de gas al mes y los de transporte público deben cargar 300 metros cúbicos. En total, 0,20 centavos de bolivianos se descuentan automáticamente por cada metro cúbico para el Fondo. El gobernador Adrián Oliva hizo un balance de las cifras que arroja el programa. Indicó que 89 millones de bolivianos se invirtieron desde su puesta en funcionamiento. Además de la meta propuesta que es superar las 1.180 instalaciones de GNV el 2016, la autoridad remarcó que la misión implica lograr que el programa GNV se vuelva autosostenible.
Oliva manifestó durante el acto, en el que estuvieron dirigentes del transporte, que de todo lo invertido solamente se ha logrado recuperar unos 15 millones de bolivianos, panorama que hace vigente la necesidad de lograr mayores controles para que todos los beneficiarios cumplan. No hacerlo –según explicó- implicaría poner en riesgo un programa que es patrimonio del departamento y el transporte organizado.
Zenteno posteriormente indicó que los vehículos que no estarían cumpliendo con sus compromisos, están en el interior del país, y es posible que los equipos hayan sido parte de ilícitos, en sentido de que algunos beneficiarios los hayan removido. También señaló que existen casos de vehículos que han sido siniestrados.
Ante esta situación, el funcionario explicó que la Gobernación tiene planificada una firma de convenio con B-SISA, el sistema informático de control de comercialización de combustibles que maneja la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), que permitirá cortar el suministro a los vehículos que resulten deudores o establecer mecanismos de cobro.
El País EN buscó conocer los avances en cuanto al convenio. El gerente departamental de la ANH, Joel Callu, no pudo atender al medio por encontrarse en una reunión. Sin embargo, en el acto, personeros de la ANH nacional, quienes participaron del lanzamiento, precisaron que lo hacen con la finalidad de tener un acercamiento y coadyuvar con el programa.

Se concilió cuentas con los surtidores

En cuanto a las recaudaciones a nivel departamental, que vienen de 17 surtidores que son parte del programa GNV, el secretario de Hidrocarburos, Erick Vásquez, indicó que se han conciliado cuentas con las empresas, cinco de ellas pertenecientes a YPFB, con el fin de garantizar que las recaudaciones retornen al Fondo Rotatorio. El funcionario indicó que se realizaron gestiones para rehabilitar el programa, sobre el que pesa un daño económico millonario por el caso Motores Chinos.