A dos años de la compra, los drones de Bermejo no se usan

Escrito por  GUSTAVO MÁRQUEZ/EL PAÍS EN Oct 19, 2017

Los tres drones adquiridos en Bermejo, que son parte de un lote de equipos para un plan integral de seguridad ciudadana, no entran en funcionamiento desde su adquisición realizada el año 2015. Esto debido a la falta de transferencia de recursos económicos de la Gobernación a la Subgobernación, que tiene una deuda con la empresa proveedora que asciende a 2.790.100 bolivianos.

Los tres drones en cuestión son de tipo militar y tienen la capacidad de adaptación de armamento, con la ventaja de mantenerse en vuelo durante 45 minutos y a una altura de 5.000 metros. Pueden ser operados de manera manual o por programación con un sistema de cámara de alta definición para obtener la misma calidad tanto de día como de noche gracias a sus sensores infrarrojos. Estos drones tenían que ser entregados al Comando de Frontera Policial de Bermejo, pero al momento continúan en dependencias de la Subgobernación.
Los drones son parte de un proyecto que tiene un costo total de 20.880.000 bolivianos y consta de 300 cámaras de vigilancia, un sistema de comunicación de cobertura total con dos torres, 40 radiobases con GPS, 80 handies para efectivos policiales, 30 botones de pánico, 20 teléfonos IP para emergencias, un sistema de monitoreo móvil con cinco monitores y dos sistemas de alerta temprana para los ríos Bermejo y Tarija.
El responsable de Seguridad Ciudadana de la Subgobernación de Bermejo, David Cornejo, explicó que al momento la deuda que se tiene con la empresa proveedora impide poner en marcha el proyecto de seguridad. Recalcó que Gobernación del departamento tiene que hacer la transferencia para que la Subgobernación pueda pagar.
“Sabemos que no hay muchos recursos, pero aunque sea paulatinamente necesitamos los desembolsos; se ha estado transfiriendo durante esta gestión poco a poco, sacando recursos de otros proyectos para tratar de pagar”, agregó.
Al respecto Alberto Miranda, jefe del Comando de Frontera Policial de Bermejo, expresó que el tema está en suspenso desde el 2015 y al momento no se tiene nada oficial sobre la transferencia de los equipos que debe hacer la Subgobernación a esta unidad policial, puntualizando en que lo único que se conoce es que está pendiente el tema del desembolso, que desconocen cuándo se realizará.
Sobre el tema, el concejal bermejeño de Unidad Departamental Autonomista (UD-A), José Luis Morales, manifestó que ese es un proyecto de primer nivel en lo que respecta a seguridad ciudadana, que tiene mucha importancia en el seguimiento a la actividad delincuencial y en mejorar la respuesta ante cualquier hecho, por lo que aseveró que los bermejeños están a la espera de que se logren los recursos para poder activarlo.
“Lo que realizó la Subgobernación fue una inversión que valió la pena, pero hasta que no funcione no se pueden ver los resultados y los equipos continúan sin operarse”, mencionó.

el
apunte

La Fejuve
demanda el
desembolso
de recursos

En su momento el director de Seguridad Ciudadana de la Gobernación, Adel Vergara, indicó que esperaba que en este año se dé solución a ese problema, pues se trata de un proyecto ejecutado por la Subgobernación de Bermejo. Como responsable del área se comprometió a realizar gestiones para que se pague la deuda.
“Al igual que muchos proyectos, ése es uno que está afectado por la falta de recursos económicos. Se vino gestionando recursos a través de préstamos, ojalá se concrete-sostuvo.- Como Dirección de Seguridad Ciudadana nos preocupa que el proyecto no esté al servicio de la gente”, dijo Vergara.
El presidente de la Federación de Juntas Vecinales de Bermejo (Fejuve), Freddy Valdez, sostuvo que exigen que se concreten los desembolsos a la Subgobernación y que se prioricen ese tipo de proyectos que están concluidos, advirtiendo sobre el deterioro que pueden sufrir al no ponerse en funcionamiento los equipos electrónicos.
Asimismo indicó que los hechos delincuenciales en la ciudad fronteriza están a la orden del día, lo que motivó en primera instancia esa inversión, por lo que esperan que las autoridades del área tomen cartas en el asunto.