Seguridad, precios y competencia, desafíos de comprar por internet

Escrito por  ROBERTO PATIÑO/EL PAÍS EN Mar 23, 2018

El uso de internet para realizar compras es cada vez más común, solo se precisa contar con una tarjeta de crédito y conocer aplicaciones como Amazon, eBay o AliExpress a través de las cuales se puede encontrar absolutamente cualquier producto que se requiera y lo tendrá en un tiempo prudencial.

Sandra Querejazu cuenta que su esposo frecuentemente utiliza el internet para realizar compras, que generalmente no son posibles de encontrar en Tarija o en el país, simplemente a través del celular ingresa a aplicaciones como eBay ó AliExpress, registra lo que está buscando, le aparecen todas las opciones, los proveedores, el precio, etc., luego la enlaza con la tarjeta de crédito y se debita automáticamente.
Algunas veces no llegan los productos, un 20 a 25 por ciento de veces, como vienen desde Singapur, China, pueden perderse en el camino, si se hace un seguimiento, la empresa le dice que se ha desviado, o se puede pedir la devolución del dinero, pero es un trámite bastante complicado.
“Mi marido practica aeromodelismo, entonces hay un tipo de pernitos que no hay en Bolivia, chiquititos, grandes, con un tipo de especificaciones que aquí no hay, esas cosas suele pedir. El envío tarda entre un mes a dos, a veces hasta tres meses y cuando pasa de este tiempo, ya no llega”.
Por su parte, Danilo Blanco, que practica la fotografía en Cochabamba, explicó que primero ubica el producto a través de Amazon o eBay, se dirige a una tienda de compras por internet, paga el monto del producto y le otorgan un recibo. Cancela 15 dólares por libra de peso, la internación del producto le cuesta el 30 por ciento del costo, una comisión de 15 dólares y le otorgan una factura. 25 días después va a recoger lo que solicitó.
“Lo que compré son autos electrónicos de juguete, cámaras fotográficas, filmadoras, centrales telefónicas y celulares –sostuvo. Estas compras son más baratas, porque son “openbox”, se trata de una cámara que se la sacó de su caja para que prueben los clientes, entonces la tienda online la vende más barata porque es seminueva”.

Ventajas
El analista en economía, Carlos Paz Ide, subrayó que la globalización, si uno sabe aprovecharla, es una ventaja para todos, porque permite que personas de un lugar puedan tener acceso a cosas que se producen en otros países y que son de calidad, otorga ventajas competitivas y comparativas.
“El internet abrió una puerta enorme y en Bolivia la estamos aprovechando al mínimo”, sostuvo porque a través de él se puede ingresar a tiendas en línea y realizar compras de otras partes del mundo, que si uno sabe utilizarlas ayudan enormemente.
“Se puede comprar cualquier cosa, tener acceso al último modelo de cualquier cosa, por ejemplo entra a Amazon, busca, puede encontrar el modelo que quería y al precio que su presupuesto tenía destinado – explicó-, y todo es legal porque ese producto va pasar por aduana, paga un monto determinado, los impuestos que correspondan y tiene acceso a lo que cualquier persona en el mundo tiene acceso”.
Sin embargo, para poder utilizar estas aplicaciones es necesaria una herramienta, la tarjeta de crédito, que tiene sus ventajas. Con este dinero de plástico realiza la compra, y es seguro porque la base de funcionamiento de estas tiendas por internet es que “el consumidor final esté contento”.

 

el
apunte

Ecobol
recibía lo
comprado
por internet

“Lo paradójica que es Bolivia, Ecobol (Empresa de Correos de Bolivia) dejó de funcionar, somos el único país en el mundo que no tiene un servicio de correo nacional, entonces cómo hará eBay, Amazon, tendrá que utilizar correos expresos como Fedex, DHL, UPS, un correo internacional que solo va incrementar el costo para el usuario”, protestó el analista en economía Carlos Paz Ide.
Luego del cierre de Ecobol, el Gobierno anunció la creación de la Administradora Boliviana de Correos que iría a realizar su trabajo.