La violencia en los noviazgos, un problema en aumento

Escrito por  Feb 22, 2014

Entremujeres.com.ar/sinembargo.mx

¿Es frecuente que tu novio quiere controlarte todo, con quién estás, a dónde vas, quién te escribe mensajes al celular, cuál es tu contraseña en Facebook, cómo te vestís o maquillás? ¿Dice que lo hace para cuidarte y porque está muy enamorado? Cuidado: éstas pueden ser las primeras señales de que puede aparecer violencia en la relación.

 

La violencia en los noviazgos es una realidad muy extendida y se manifiesta de distintas formas, algunas son más evidentes que otras. La más frecuente es la violencia psicológica: las amenazas, el control excesivo, la desvalorización constante de lo que decís o hacés. Otra forma es que te obligue a tener relaciones sexuales. La violencia física (como empujones, palmadas o palizas) llegan después, cuando la novia cuestiona o intenta romper la relación o los mecanismos de control y dominación.

Una investigación del programa “Construyendo Igualdad de Género” del Defensor del Pueblo de la Provincia de Córdoba Argentina, detectó que en el 95% de las parejas adolescentes hay indicios de violencia. La violencia psicológica es la más frecuente, es aceptada como “normal” y, en muchos casos, continúa con situaciones de violencia física. El 72% de jóvenes de 15 a 19 años consultadas dijo que el principal conflicto en la pareja son “los celos”.

Muchas veces esas primeras señales que alertan sobre la violencia en un noviazgo son desestimadas o pasan inadvertidas. En el imaginario social la violencia hacia las mujeres está muy naturalizada. Entre las más jóvenes se agrega que están muy presentes los mitos del amor romántico que hablan del “amor verdadero”, por el que supuestamente hay que ser incondicional y “darlo todo”. Estas creencias refuerzan roles de género estereotipados para mujeres y varones que se transmiten en la familia, la escuela, las relaciones sociales y también todo tipo de productos culturales: novelas, publicidades, canciones, etc.

  • Aquí te dejamos 10 señales con las que podrás reconocer si tu pareja tiene tendencia a la agresión o si te encuentras dentro de una relación peligrosa:
  • Te pone apodos o te llama de maneras que te desagradan, sobre todo en público.
  • Ha intentado chantajearte sentimentalmente, o lo has descubierto mintiendo y engañándote. Trata de controlar tus actividades, con quién sales, revisa tu celular e incluso te hace prohibiciones.
  • Te cela, insinúa que andas con alguien más, o te compara con sus ex novias.
  • Ha destruido alguna posesión tuya (cartas, regalos, celulares).
  • Identificas que te “manosea” o hace caricias agresivas.
  • Te ha golpeado argumentando que es “de juego”.
  • Ha ocurrido violencia física: cachetadas, empujones, patadas hasta puñetazos.
  • Amenaza con golpearte, encerrarte, dejarte o incluso con matarte.
  • Te obliga a tener relaciones sexuales o incurre en violaciones.