Tarija ya tiene la licencia para el Bioparque Urbano

Escrito por  REDACCIÓN CENTRAL/EL PAÍS EN Jun 10, 2017

La mañana de este viernes 9 de junio la viceministra de Medio Ambiente, Biodiversidad, Cambio Climático, de Gestión y Desarrollo Forestal, Cynthia Silva Maturana, entregó al alcalde de Tarija, Rodrigo Paz Pereira, la licencia de funcionamiento del Bioparque Urbano.

Se trata de un nuevo centro de custodia con vida silvestre que cuenta con nuevo reglamento.
“Es la primera ciudad del país que hace el esfuerzo para tener un Bioparque y asume la responsabilidad de tener un centro de custodia con vida silvestre, ya que el Municipio hizo un esfuerzo de inversión y capacidad para que este espacio sea un centro que ayudará a nivel nacional para el rescate de animales de tenencia ilegal”, indicó la Viceministra.
Silva destacó la labor del Gobierno Municipal de poder dar mejores condiciones de vida a los animales que se hallaban en el parque zoológico Oscar Alfaro y prevé que también podrá servir para el rescate de animales silvestres que se hallan retenidos de forma ilegal.
Por su parte, el alcalde Rodrigo Paz recordó que el Parque Urbano fue inaugurado de manera improvisada, sin poseer una licencia de funcionamiento, lo cual imposibilitó que se pueda abrir al público por más de un año.
“Nos tomó un tiempo poder regularizar los temas de infraestructura, como de orden administrativo y legal, lo cual nos llevó  hacer mayores inversiones y mejoras. Y hoy tenemos la felicidad de contar con la licencia de funcionamiento”, destacó la autoridad.
Por la improvisación el costo fue mayor, generando una inversión extra de cerca de dos millones y medio de bolivianos, siendo la inversión total de la construcción del Parque Urbano de cerca de 19 millones de bolivianos, según hizo conocer el Alcalde.
La autoridad indicó que se gestionó la recuperación de 13 hectáreas del lugar de ex semilla, que hacen un espacio de 26 hectáreas que generarán un conducto de áreas verdes que llegará hasta la García Agreda y continuará hacia la ciclovía que inicia de Tomatitas y culmina en la salida de El Portillo.
Paz explicó que se trabajó en mejoras de la infraestructura para que haya mayor seguridad y en los próximos días se anunciará la reinauguración, para que la población pueda disfrutar de este espacio.
Posteriormente se trabajará en una segunda fase del proyecto con ampliación de lagunas y otros dispositivos para que el ciudadano pueda conectar a la naturaleza.
Entre las características del nuevo Bioparque Urbano se puede destacar que los jaguares habitarán espacios de entre 500 y 1.000 metros, espacios mucho más amplios a las jaulas de cemento que tenían en el parque Oscar Alfaro.
Similar espacio tendrán los cóndores, que ahora tienen árboles donde podrán posarse.
Otro aspecto que destacará en el Bioparque Urbano son los árboles nativos que poblaron la zona y que fueron preservados en su mayoría dándole un paisaje de bosque y que beneficia también a los animales.