El alimento para mascotas mal conservado puede causar daño

Escrito por  YENNY ESCALANTE F./EL PAÍS EN Jun 22, 2017

En Tarija día tras día aumentan los negocios de venta de alimento para mascotas, sin embargo, no todos están debidamente autorizados por las instancias de control como el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) y la Intendencia Municipal.

Los veterinarios aseguran que si el producto no tiene registro sanitario y no es conservado de forma adecuada, puede acarrear consecuencias negativas para el animal.
De un tiempo a esta parte ha aumentado ese negocio, ya sea en pet-shops, veterinarias, tiendas de barrio, almacenes, ferias y sobre todo en mercados, de tal manera que se hizo difícil para las autoridades hacer un control óptimo para evitar que los comerciantes vendan productos de dudosa procedencia o en mal estado.
El vicepresidente de la Sociedad de Veterinarios Pequeños Animales, Reyner Olaguivel, manifestó que existe la Ley Nº 054, aprobada por el Concejo Municipal hace alrededor de tres años, pero no se elaboró un reglamento para su aplicación. La normativa señala que el alimento balanceado no se puede distribuir de forma libre en cualquier lugar, puesto que se pone en riesgo la salud de las mascotas.
Los principales ingredientes del alimento son las harinas de carne, trigo y maíz, pero si éstos están en vía pública, expuestos al medio ambiente, a las variaciones climatológicas: viento, sol humedad, sumado a ello el polvo, el humo de los buses, etc., pueden llegar a crear hongos y ocasionar problemas de salud a los animales.
El veterinario refirió que durante mucho tiempo el Gobierno Municipal hizo caso omiso de su propia ley, ya que no dio cumplimiento a lo que indica la misma, principalmente a las medidas de seguridad, la notificación a los infractores, clausuras, decomisos, etc.
“Lamentablemente ustedes han podido evidenciar que en todo lado, en las tiendas, las bolsas de alimento están en las aceras de las calles, a la vista de las autoridades municipales, del Senasag. Lamentamos que las autoridades no cumplan las leyes que ellos mismos elaboran”, enfatizó.  
Recordó que en junio del 2016 el Senasag hizo una intervención para el control de estos negocios, empero Olaguivel considera que fue un show puesto que no hubo resultados.

Lugares autorizados
Los lugares autorizados son las veterinarias y pet-shops, pero no todos tienen la autorización respectiva.  
Olaguivel puntualizó que los gremiales tienen todo el derecho de vender el alimento, siempre y cuando cumplan las normativas, situación a lo que se niegan.
El responsable de la Unidad de Sanidad Animal del Senasag, Juan José Jurado, informó que en Cercado hay cinco pet-shops autorizados y uno en Yacuiba. “Hay pet-shops a los que se les ha fenecido su registro y tienen que renovarlo. Se está notificando para que regularicen su situación”, afirmó.
Jurado dijo que es posible que estos centros de venta funcionen sin el registro debido por falta de información, por lo que la institución empezó a hacer socializaciones para que se conozcan las leyes.
Respecto al alimento balanceado que llega por contrabando, refirió que junto a la Aduana Nacional hacen los controles, pero éstos se ven burlados por los caminos vecinales que usan los contrabandistas.
Es así que esos productos llegan a diferentes centros de abasto. Según Jurado, la zona más infractora es el Mercado Campesino. Pero remarcó que es un lugar al que no pueden ingresar por la renuencia de la gente. Es por ello que vieron como alternativa de solución concienciar a la población para que no compre esos productos de dudosa naturaleza. Así garantizarán la salud de sus mascotas.
Notificaciones de la Intendencia
La responsable de Inocuidad Alimentaria de la Intendencia Municipal, Sonia Solano, dijo que de acuerdo a una ordenanza municipal no se puede vender alimentos balanceados en lugares no autorizados. En ese marco, ya notificaron a tiendas y supermercados para que retiren el producto, caso contrario recién procederán al decomiso.
Consultada sobre el control a las tiendas de barrio, Solano manifestó que es complicado porque la gente es “muy renuente” y vuelve a vender la comida para perros y gatos. Sin embargo, sostuvo que continuarán con esas actividades de control.
“Como el producto es para su perro que tanto quiere, la misma población debería darse cuenta de fijarse de dónde compra ese alimento”, aseveró.

Alimentos a la intemperie pueden causar enfermedades

Los veterinarios advierten que el alimento para mascotas (en especial de gatos) que se vende a granel y a la intemperie causa el Síndrome Urológico Felino (SUF) y en algunos casos, la muerte del animal.
Los alimentos que se mantienen en bolsas abiertas, tarde o temprano se infectan de hongos debido a la humedad y suciedad por el polvo. Además se exponen a ratones e insectos que transmiten enfermedades, tanto a la mascota como a sus dueños.
Dos de las enfermedades más peligrosas son la leptospirosis y el Síndrome Urológico Felino, pues causan ictericia, fiebre, hemoglobinuria (anemia), trastornos digestivos y afectan la función hepática y renal.