Existe una razón detrás de la obsesión de algunos usuarios por el usocompulsivo de los 'smartphones'.

 

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por su sigla en inglés) apoyó la implementación de programas de inclusión familiar y social de personas privadas de libertad con consumos adictivos en los centros de privación de libertad de San Pedro y Qalahuma en La Paz y de Palmasola y CENVICRUZ en Santa Cruz, gracias al financiamiento de la Unión Europea.