Diputados buscan transparentar remate de madera decomisada

Escrito por  GUSTAVO MÁRQUEZ/EL PAÍS EN Jun 23, 2016

Desde la Brigada Parlamentaria de Tarija, el diputado del Movimiento al Socialismo (MAS), Alex Mamani, informó que se vienen desarrollando gestiones para transparentar el manejo de la madera decomisada a nivel departamental y nacional por la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierras (ABT).

En los próximos días se prevé convocar a todos los actores involucrados a una reunión en la que se revisará el marco legal de esa actividad.
La ABT protege y regula el manejo de los recursos naturales que se tienen en los bosques, como ser las especies de árboles maderables. En esa tarea constantemente se ha realizado decomisos de madera en aserraderos, barracas, carpinterías, caminos o en el monte, cuando no se cuenta con la documentación legal necesaria del producto, que posteriormente pasa a ser rematado. Solamente el 2014, la ABT en Tarija decomisó un total de 206 mil pies tablares de madera.
El diputado Mamani indicó que propietarios de barracas y sindicatos de trabajadores carpinteros, han denunciado que no pueden acceder al remate de los productos, lo que ha conllevado a que como autoridad inicie una labor de fiscalización en distintos departamentos del país, al sector que conoce bien pues él también es carpintero.
Al momento manifestó que se ha sostenido una reunión con la dirección nacional de la ABT y también con el Viceministerio de Medio Ambiente, mientras que por otra parte están convocando a fin de mes a los dirigentes carpinteros de todo Bolivia, pues ha surgido la necesidad de revisar la normativa, mejorar la transparencia en el manejo de la madera decomisada y trabajar en una ley acorde a la realidad actual.
Un problema común que se ha detectado -según Mamani- es que si bien la madera decomisada sí se remata, existen personas que se benefician constantemente, mientras otras no logran acceder a los productos. Ante esa situación, el diputado sostuvo que existirían “personas que se están aprovechando del Estado”, que incluso ganan los remates y posteriormente revenden la madera a los productores a mayor costo.
Por su parte, el diputado del MAS y presidente de la Brigada Parlamentaria de Tarija, Henry Chávez, explicó que es necesario transparentar las recaudaciones que se obtienen por el remate y quiénes son las empresas o personas que resultan adjudicadas, ante las observaciones de los carpinteros, sector que además denuncia decomisos constantes de madera.
Al ser aludida la ABT, El País eN buscó una entrevista con el director departamental, Omar Ortiz, quien según información de la institución, se encuentra de viaje ocupado en trabajos propios de su cargo en la provincia Gran Chaco. Tampoco se encontró información en la página oficial de la ABT de Tarija, cuya última actualización data del año 2013.
Sin embargo, en la última entrevista que el funcionario dio a este medio de comunicación, habló al respecto y aclaró que los remates son abiertos, y se da prioridad a las carpinterías, al ser el sector productivo. Se refirió a que el problema es que muchas carpinterías no están inscritas en la ABT, porque un requisito es estar también inscritos en el sistema tributario.
El funcionario indicó que la normativa consiste en que los 10 primeros días de remate solamente participan las empresas legalmente establecidas (aserraderos, barracas y carpinterías), y una vez transcurrido ese plazo el remate se abre al público. Las carpinterías –aseguró- tienen preferencia incluso si presentan una propuesta económica menor.

Controles de madera ilegal han mejorado

El director de la Fundación Naturaleza Tierra y Vida (NATIVA), Ivan Arnold, opinó que en los últimos años los controles a la madera ilegal han mejorado en el departamento, gracias a entidades como la ABT o el Sernap. Sin embargo, indicó que el porcentaje que se decomisa, como en todo negocio ilícito, es solamente una parte del total que se explota ilegalmente. Las especies más cotizadas son el Cedro, Urundel y Quina Colorada, que provienen del Chaco, Entre Ríos, Bermejo y Padcaya.