×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 902

Entre Ríos se viste de fiesta por la Virgen de Guadalupe

Escrito por  Oct 04, 2014

Roberto Patiño / EL PAÍS EN
Este primer domingo de octubre se celebra la festividad de Nuestra Señora de Guadalupe en la población de Entre Ríos. Hoy sábado, luego del rezo de la novena, se inicia la fiesta con el camaretazo tradicional, se encienden los fuegos artificiales y se culmina con la serenata a la Patrona de la región.

Entre Ríos está ubicada a 110 kilómetros a este de la ciudad de Tarija sobre el camino que conduce al Chaco. Los vehículos de transporte público parten del mercado campesino durante todo el día y el recorrido suele durar entre una hora y una hora y media. El valle entrerriano está formado por los ríos Santa Ana y Pajonal.
Por el escenario de la serenata desfilan copleros del lugar, grupos de danza criolla como el atico (danza propia de las etnias guaraníes), la cueca, chacarera, además de artistas locales, y otros invitados. También se realiza la elección de la reina entre las representantes de las diferentes comunidades, además que se premia a la mejor delegación.
El domingo, el pueblo es despertado por un nuevo camaretazo (se denomina así al estruendo que producen las bombas de fuegos artificiales), mientras que el pueblo amanece embanderado, se disparan las salvas de honor y se realiza el repique de campanas.
Desde muy temprano la plaza se va llenando de devotos, visitantes y originarios del lugar, mientras que el templo empieza a recibir la visita de los feligreses. Luego de la Misa Mayor a las 11.00, con la asistencia de autoridades departamentales y locales sale la procesión de la imagen en hombros de sus devotos para recorrer las principales calles del pueblo.
En la procesión participan grupos de chiriguanos y matacos con sus atuendos típicos, las mujeres visten el tradicional tipoi, se pintan con urucú (achiote) y se adornan con flores, mientras que los hombres visten ropa nueva y se adornan con tembetas (adorno de madera o metal que se coloca en el labio inferior) y balacas (pañoleta con la que los guaraníes cubren su cabeza, además de los sombreros que los cubren.
Un espectáculo aparte es ver a jinetes y caballos adornados para la fiesta. Luego de que terminada la procesión, chiriguanos y matacos se apoderan de las calles para simular enfrentamientos entre ellos y emiten sus japapeos (gritos guturales golpeándose la boca).
Por la tarde se da inicio a la “matequeada”, que es la carrera que emprenden jinetes cubiertos de cueros y sachas (musgo que producen ciertos árboles) a galope tendido para llegar hasta la imagen de la Virgen (que previamente fue instalada en el campo de fútbol de Entre Ríos) y la saludan haciendo una venia ante ella y se vuelven ante el otro jinete para darse de azotes con un chicote que llevan en la mano libre.
Esta ceremonia antiguamente se la realizaba a pie y era una forma de hacerse perdonar por la Virgen, por los pecados cometidos desde sus antepasados. Entre lo personajes que sobresalen en esta festividad resalta el Capitán, la Cuña Vieja, y la Negra Zankera. Otros participantes  se visten con cueros de animales del monte, plumas, adornos de porongos, tejidos de hojas de palma y collares de semillas silvestres.