Rinden homenaje al Che a 47 años de su deceso

Escrito por  REDACCIÓN CENTRAL/AGENCIAS Oct 09, 2014

El “Che” ha muerto y no quedó más que el silencio, fueron las palabras del escritor Julio Cortázar luego de conocer el deceso de Ernesto Guevara un día como hoy hace 47 años. Los actos de conmemoración en honor al guerrillero argentino cubano iniciaron ayer en Vallegrande, lugar donde fueron encontrados sus restos el 28 de junio de 1997.

En Tarija, el acto recordatorio se realizó en la plaza Luis de Fuentes organizado por el movimiento guevarista “Transición”, que sigue los ideales del también político, escritor, periodista y médico, uno de los teóricos y conductores de la Revolución Cubana realizada entre 1953 y 1959.
De acuerdo a agencias noticiosas, en Vallegrande se dieron cita diferentes delegaciones del país y de Argentina en las que destacaron el hermano del “Che”, Juan Martín Guevara, el representante de la Presidencia del vecino país, Carlos López, el secretario de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas del Ministerio de Relaciones Exteriores, Daniel Filmus, el cantautor León Gieco y el presidente de Radio y Televisión Argentina (RTA), Tristán Bauer. En el acto se mostró una placa enviada días antes por la presidenta de Argentina, Cristina Fernández y que será colocada en el Memorial Che Guevara ubicado en el municipio de esa región. La inscripción señala:
“La Sra. Presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, en nombre del pueblo argentino, en conmemoración del 47 aniversario del asesinato del patriota latinoamericano de la Patria Grande Ernesto Che Guevara”. Valle Grande, 08 de octubre de 1967 - 08 de octubre de 2014.
Recordemos que Ernesto “Che” Guevara y 17 de sus hombres fueron sorprendidos en la Quebrada del Churo, Santa Cruz, el 8 de octubre por las tropas del gobierno boliviano donde se produjo un encuentro decisivo para la guerrilla.
Transcurridas tres horas de combate, Guevara resultó herido levemente en una pierna y capturado con Simeón Cuba (Willy), mientras que René Martínez Tamayo, Orlando Pantoja (Olo) y Aniceto Reinaga perdieron la vida. Alberto Fernández Montes de Oca fue malherido y murió al día siguiente.
Ese mismo día fueron capturados Juan Pablo Chang (el Chino), mientras que otros cuatro guerrilleros, Octavio de la Concepción de la Pedraja (Moro), Francisco Huanca (Pablo), Lucio Garván (Eustaquio) y el tarijeño Jaime Arana (Chapaco) fueron perseguidos y murieron en el Combate de Cajones, cuatro días después.
Entretanto, los seis guerrilleros que iban delante, Harry Villegas (Pombo), Dariel Alarcón (Benigno), Leonardo Tamayo (Urbano), Inti Peredo, David Adriazola (Darío) y Julio Méndez Korne (Ñato) lograron escapar. El ejército los persiguió abatiendo a Ñato, pero los cinco restantes lograron salir de Bolivia hacia Chile.
El 9 de octubre, poco después del mediodía, el presidente Boliviano, René Barrientos, dio la orden de ejecutar al Che Guevara. Existen dudas y versiones contradictorias sobre el grado de apoyo que la decisión tuvo por parte de Estados Unidos,  pero lo cierto es que, tal como está registrado en el propio informe secreto de Félix Rodríguez, la CIA estaba presente en el lugar.