Estudiantes descubren misterios del satélite Túpac Katari armándolo

Escrito por  ROBERTO PATIÑO / EL PAÍS EN Oct 09, 2014

Una manera de introducirse en los misterios del satélite geoestacionario Túpac Katari (TKSAT-1), conocer las principales partes de que consta y las funciones que cumple es construyéndolo y esa fue la actividad lúdica que cumplieron ayer, con entusiasmo, los estudiantes de quinto y sexto de secundaria de la unidad educativa “La Paz”.

El director de Educación Ciencia y Tecnología de la Secretaría Departamental de Desarrollo Social, Omar Santa Cruz y el del Observatorio Astronómico Nacional, Rodolfo Zalles, junto a sus equipos técnicos fueron los encargados de realizar este programa y ofrecer información sobre las utilidades del TKSAT-1 en el marco de la celebración de la Semana Mundial del Espacio, evento global que por primera vez se celebra en Tarija.

Tijera y pegamento
Armados de tijera y pegamento, los colegiales en principio observaron las láminas que debían recortar, las estudiaron y entre conversaciones en voz baja, empezaron a recortar y elaborar una maqueta a escala de la primera misión espacial boliviana. En principio concentrados, luego impacientes por la tardanza del pegamento y, por último, entre risas y comparaciones, expresaron su contento por el resultado que lograron.
Los estudiantes Yoselín Rivero, Haydé Renjifo, Álvaro Sulca, Michel Arenas y Cristhián Donaire coincidieron en señalar que fue una actividad bonita y educativa porque, si bien ya conocían la existencia del TKSAT-1 tenían poco conocimiento acerca de sus funciones y las partes que lo componen.
Otro educando expresó que se aclaró su desengaño porque cuando se lanzó esa maravilla científica creyó que los precios de televisión por cable se reducirían; sin embargo, ahora comprendió que la tecnología de los canales de pago es diferente a la televisión satelital y que los usos principales son otros.
La directora del establecimiento, María Fernanda Aguilar, se mostró agradecida por la visita de los profesionales, afirmó que es bienvenida toda actividad que sea provechosa para los colegiales.
“Ha sido muy interesante, en especial para nuestros jóvenes, para que puedan interiorizarse sobre lo que significa el satélite, qué es, de que partes consta, y para qué sirve. Ha sido bueno para ellos, para que estén informados, puedan capacitarse y aprender más y mejor”, sostuvo.
Entretanto, la profesora Gina Pérez recordó que desde hace mucho tiempo se fue hablando del satélite. Que muchos alumnos no tenían un conocimiento preciso del tema y que gracias a esta actividad sus educandos tienen mejor información.
A su vez, Zalles destacó que es el decimosegundo año en que profesionales del Observatorio ubicado en Santa Ana y que depende de la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho realiza este tipo de tareas por lo que ya tienen experiencia en su organización. Recordó que el año pasado la actividad consistió en construir el sistema solar con estudiantes del área rural.
“Esta vez surgió la idea de elaborar, en coordinación con la Agencia Boliviana Espacial (ABE), un modelo del satélite Tupac Katari a escala para ser cortado, armado y a través de ello puedan aprender sobre las partes de que está constituido”, apuntó.
El ejercicio fue coordinado con la Dirección de Educación, Ciencia y Tecnología de la Gobernación, informó por su parte Santa Cruz, titular de esta oficina. Adelantó que estas acciones serán replicadas con estudiantes de establecimientos del área rural.

Características de la misión espacial boliviana
El TKSAT-1 es un satélite geoestacionario de telecomunicaciones, ubicado a 36.000 kilómetros de altura sobre la línea del Ecuador, en posición 87.2 grados oeste, sobre las islas Galápagos.
Tiene una capacidad de 1232MHz distribuidos en 30 transponedores en cuatro bandas de frecuencia con tres haces: nacional (sólo para Bolivia), regional (para Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Paraguay y Uruguay) y Continental (Sudamérica). Tiene vida útil para 15 años.