“El grito del silencio” devela la violencia hacia las mujeres

Escrito por  Roberto Patiño / EL PAÍS EN Oct 10, 2014

Con sólo ver los rostros y cuerpos de mujeres fotografiados en distintas actitudes se puede presentir historias que no pudieron haber sido agradables precisamente; sin embargo, las miradas dejan traslucir atisbos de esperanza desde sus propias realidades. Así es “El grito del Silencio”.

Con esa denominación, la muestra fotográfica de la artista mexicana Karina Muench devela la vida íntima de mujeres que sufrieron violencia y maltrato en sus núcleos familiares y que ahora se exhibe en el salón de exposiciones “Patio del Cabildo” hasta el 24 de este mes.
La actividad está organizada por El Museo Nacional de Arte, la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia, el Gobierno Autónomo Municipal De Tarija, la Cooperación Suiza y el Centro de Información y Desarrollo de la Mujer (Cidem).

Nuevo lenguaje
“Somos responsables técnicos ante Karina Muench”, asume la Curadora del Museo Nacional de Arte, Fátima Olivares, al explicar que la exposición y la instalación de testimonios es fruto de un proyecto que nació en el momento que la artista llegó a Bolivia para trabajar con entornos sociales con la intención de construir un nuevo lenguaje a través de la fotografía y ayudar a las personas.
Eligió a mujeres que sufrían de violencia y maltrato en sus núcleos familiares, contacto que logró a través  del Centro de Información y Desarrollo de la Mujer (Cidem), que tiene su sede en La Paz.
En seis meses de trabajo entabló diálogo, formó grupos focales y encuentros en diferentes fases en los que las mujeres muestran sus realidades y al mismo tiempo, a través de la intermediación de Muench, se logra un cambio de sintonía en sus vidas y deciden enfrentar su realidad interna, pero “sobre todo deciden caminar hacia al futuro”, subraya Olivares.
Producto de ese diálogo, las participantes aceptan ser fotografiadas, presentar su mirada ante la realidad, enfrentarla y se conviertan en parte de una exposición fotográfica con un carácter estético y artístico.
No se trata de mostrar un conjunto fotográfico de los resultados de la violencia. Al contrario, hacer que el arte permita generar un nuevo lenguaje que supere las estadísticas de lo cotidiano y mostrar cómo la mujer -o el hombre- pueden en esa medida seguir hacia adelante.
Por su parte, la directora ejecutiva del Cidem, Mary Marca Paco, destacó que la exposición fotográfica de Muench coincide con el día de la mujer boliviana y es presentada en Tarija luego de haber recorrido diferentes departamentos como La Paz, Santa Cruz, Cochabamba y Sucre.
La meta es visitar todos los espacios culturales de arte en coordinación con el Museo Nacional de Arte y las instituciones locales que trabajan con la problemática de violencia –subraya Marca- con el objetivo de sensibilizar a la población para que se pueda detener la violación de los derechos de las mujeres.
“Queremos contribuir con la exposición para que la población pueda visitarla, lean los testimonios de esta obra y que permita sobre todo tomar acciones y conciencia en ellas para defender sus derechos y que los hombres también empiecen a respetarlos”, afirma Marca. En nuestro país la violencia hacia las mujeres genera un drama humano que genera abandono de los menores porque la progenitora fue victimada, el agresor esta en al cárcel y niños y adolescentes se quedan solos, en el más absoluto abandono en el que no existen políticas públicas para ellos y las autoridades no intervienen para responder a esta necesidad.

A cerca del recorrido profesional de la artista

 Karina Muench (1975) nació en la ciudad de México. Es artista visual y fotógrafa, estudió en el Centro Fotográfico Álvarez Bravo, en la Escuela Activa de Fotografía y el Centro de la Imagen en México D. F. En 2008, se graduó en Fotoperiodismo de la Schweizer Journalisten Schule en Lucerna, Suiza. En 2009, ganó el premio Photoforum PasquArt en Suiza, y ha sido seleccionada en 2011 y 2013 para el visionado de Trasatlántica PhotoEspaña.