Auguran buenos resultados para la Sinfónica de Tarija

Escrito por  ROBERTO PATIÑO / EL PAÍS EN Nov 11, 2014

Miembros del jurado para el II Concurso Nacional de Orquestas Sinfónicas Juveniles de Bolivia destacaron la correcta interpretación que realizó la representación tarijeña del primer movimiento de la sinfonía número ocho, “La Inconclusa” de Franz Schubert, prueba contemplada para acceder a la final a realizarse en diciembre, en Santa Cruz.

“Los tarijeños ni sospechan la clase de orquesta que tienen”, sostuvo el sociólogo y miembro del jurado Nazario Tirado Cuenca, al lamentar que ni la población ni las autoridades departamentales le den la importancia debida a la participación de los 52 jóvenes músicos comprendidos entre los 14 y 23 años que integran el grupo de artistas.
Audición
“Anoche tuvimos la audición, fue una alegría para mi escucharlos, según mi observación, los niños y los jóvenes tienen un alto nivel de motivación. Están desarrollando unas técnicas sorprendentes, niños de 8 y 9 años tocando los instrumentos de viento y de cuerda con una maestría y pasión estupenda “, valoró.
El concurso es una iniciativa de CAF –banco de desarrollo de América Latina-, que desde 2013 se realiza anualmente con el objetivo es premiar e incentivar a orquestas juveniles que promuevan la inclusión social de niños y jóvenes de escasos recursos, a través de la enseñanza musical de excelencia. Ese año resultó ganadora la representación tarijeña.
Otro que quedó altamente impresionado por la interpretación de los jóvenes músicos fue el compositor y director de orquesta Gastón Arce Sejas, quien recordó que la orquesta Juvenil tarijeña, el año pasado ganó el primer concurso de su categoría y que eso creó un marco de atención sobre la misma.
“Vemos realmente que el trabajo del equipo de profesores que están al frente de la orquesta es de un alto valor educativo, cultural, y sobre todo una gran entrega personal. Yo veo que ellos lo han tomado como un proyecto de vida”, expresó.
Acentuó el compromiso de los jóvenes y niños que son parte de los grupos A y B de la sinfónica juvenil y quedó impresionado por los resultados obtenidos ya que prácticamente esos muchachos viven en la orquesta.
“Obviamente están en proceso de formación, no se puede pedir que sean profesionales en el lapso de dos años, ninguna orquesta en el mundo lo hace, pero el camino ya está trazado y creo que el resultado seguramente va a ser muy bueno”, ponderó.
Sin embargo, recomendó a las autoridades que son responsables por la orquesta, como la Gobernación, darle más atención porque, por ejemplo, les hace falta algunos instrumentos musicales además de algunas comodidades de tipo logístico y que todavía no están completas.
Entretanto, el presidente del jurado, Freddy Terrazas, recomendó a la comunidad que traten de mantener estable a la orquesta, porque de otra manera siempre será un empezar sin fin y eso crea un desequilibrio  muy fuerte dentro del desarrollo, no solo grupal , sino de cada uno de sus integrantes “y eso es un desencanto”.
La Sinfonía en si menor, D. 759, de Schubert, que fue compuesta en 1822 y descubierta varios años después de la muerte del compositor. Se le atribuye clásicamente el nº 8, pero en las numeraciones actuales es la nº 7. El nombre de Inconclusa se debe a que sólo consta de dos movimientos, aunque nada demuestra que Schubert pensara hacer el resto, con lo que la obra estaría completa.
La Orquesta fue evaluada en vivo el domingo en una actuación pública. De acuerdo a los resultados clasificarán cinco finalistas que recibirán un taller de formación orquestal impartido por maestros del Sistema de Orquestas de Venezuela, durante cinco días en Santa Cruz.
Además participarán en un concierto magistral abierto al público que se efectuará en el Hotel Los Tajibos en el mes de diciembre donde serán escogidas las dos orquestas ganadoras, una en la categoría de orquesta sinfónica y la otra en la categoría de orquesta de cuerdas.