Agua destinada a mercados y Terminal va a parar a los baños

Escrito por  JOSUE HEBER ACEBEY/EL PAIS EN Nov 22, 2014

El agua que es destinada para el abastecimiento de los diferentes mercados y la Terminal de Buses de Tarija, en más de un 70 por ciento, es para los baños. El resto es para las piletas públicas y uso de los comerciantes. La mayor demanda está en la zona del Mercado Campesino y Mercado Central.

En el caso de los mercados del área central, el agua es abastecida por la Cooperativa de Servicios de Agua y Alcantarillado de Tarija (Cosaalt). Aproximadamente gastan alrededor de 40 mil litros. A parte de ello, cada mercado cuenta con sus reservas entre 15 y 20 mil litros más en sus tanques de almacenamiento.
El gerente de Cosaalt, Benito Castillo, indicó que los mercados del centro de la ciudad están abastecidos hasta el medio día, debido a los problemas de escasez de agua. Aseguró que durante las tardes deben poner en funcionamiento sus reservas. Explicó que el agua va destinada a los múltiples usos del mercado y en gran parte para mantener limpios los baños.
“Estamos siempre recomendando que guarden sus depósitos puesto que no siempre habrá abastecimiento todo el día y a pesar de los racionamientos, se deben mantener estos limpios—indicó Castillo--. Estamos garantizando agua hasta el medio día y después deben poner en marcha sus tanques de almacenamiento”.
El gerente del Consejo Regional de Abastecimiento y Mercadeo Agropecuario (CRAMA), Franco Mendoza, indicó que a diferencia de los demás centros de abasto, el Mercado Campesino, cuenta con su propia infraestructura y sus propias reservas de agua. Tienen a disposición de forma diaria entre 20 y 25 mil litros y cerca del 80 por ciento va a los nuevos y antiguos baños en funcionamiento.
“Nosotros, por ejemplo, no dependemos de Cosaalt, contamos con un pozo subterráneo que trabaja con una bomba de presión y contamos con un tanque de almacenamiento. Gracias a Dios, nos permite tener agua todo el día—aseguró Mendoza--. Aproximadamente almacenamos 25 mil litros y aunque no lo crean todo se va casi en el baño y además en las piletas públicas que usa la gente”.
Aproximadamente, entre 300 y 500 personas de forma diaria hacen uso del mingitorio del Mercado. Además, el agua se usa para mantener la limpieza constante del lugar.
En el caso de la Terminal de Buses, en la actualidad tiene un almacenamiento de 15 mil litros y con los tanques de reserva se llega a los 25 mil litros que según la administración a cargo de Orlando Perales, no es suficiente. La afluencia masiva de pasajeros y el uso de los baños y duchas en algunos casos, hace que el agua se acabe de forma rápida.
Ante esa realidad optaron por la compra de agua mediante carros cisternas que diariamente almacenan en sus tanques de aprovisionamiento.
“En realidad recibimos agua normal de Cosaalt durante las mañanas hasta las 11.00, luego de ello nos cortan y la Terminal se queda desabastecida, sobre todo los baños donde más nos consumen—indicó Perales--. Ante esa situación, se optó por comprar agua en cisterna y esta agua es traída desde Tolomosa, según nos indicaron. Eso está permitiendo atender al público”.
Aseguró que a pesar de los racionamientos de agua, la cooperativa está extendiendo las facturas con cobros por encima de lo normal. Antes y con el abastecimiento normal de todos los días, la administración cancelaba entre 3.500 y 4.000 bolivianos y ahora que están con desabastecimiento el monto ascendió a 4.500 bolivianos.
Los que necesitan aprovisionarse del líquido elemento potable optan por agarrarse agua en bidones, ollas, y recipientes.

La Victoria aún no se restablece pese a lluvias

 El Rincón de la Victoria, que es la principal fuente de abastecimiento de agua para la ciudad de Tarija, hasta la fecha no logra restablecer sus caudales. El promedio normal es de 350 litros segundo, pero a la fecha solo está despachando 90 litros.
Según el gerente de Cosaalt, Benito Castillo, las pocas precipitaciones que cayeron en la ciudad de Tarija, no lograron  cubrir el déficit existente. Eso obligó a poner en marcha las fuentes alternas de los pozos de agua.