Bolivia asiste a Cumbre como una “víctima” del cambio climático

Escrito por  DANIEL RIVERA M/ EL PAÍS EN Dic 07, 2014

Según el presidente del Colegio de Ingenieros Ambientales de Tarija, Ernesto Vaca, Bolivia acude a la Cumbre del Cambio Climático en Lima Perú como una víctima más de este fenómeno,  al igual que otros países  latinoamericanos.

Sostuvo que Bolivia y “mucho menos” Tarija, no aportan en números significativos a ese aspecto, ya que el territorio nacional no entró en proceso industrial como  otras naciones.
El ambientalista argumentó que los principales protagonistas son los países del norte, Europa y China, porque en esos lugares se encuentran las grandes industrias que generan contaminación y, por ende incide de manera directa  al cambio climático, pero los que sufren las consecuencias son los países  de Latinoamérica especialmente.
Claro está que Tarija no es la excepción, ni está exenta de sufrir las consecuencias del proceso industrializador, por lo que es común escuchar a los ciudadanos quejarse sobre el calor o frío, y mencionar que las estaciones del año desparecieron.
Por otro lado, según la escala internacional de medición de los rayos ultravioleta, tener la intensidad solar entre los 8 y 10 es considerado como “muy alto”, pero en agosto de este año el sistema de monitoreo del índice de la radiación ultravioleta de la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho (UAJMS) indica que se llegó al nivel 16, es decir, se estuvo por encima de la escala internacional.
Sin embargo, en meses pasados  en España se registró un nivel de 9, lo cual alarmó a las autoridades de ese país y  declararon alerta.
Vaca manifestó que desde Bolivia o Tarija no se puede revertir la situación del cambio climático, por lo que dijo que en la cumbre se debe establecer políticas claras, además de sanciones para los países que incrementen la contaminación.
Aunque sostuvo que eso no será suficiente, y calificó a Bolivia como el bausero de Latinoamérica, ya que los autos que entran en desuso en otros países son traídos al territorio nacional, los cuales emiten niveles de contaminación “muy altos”, debido a la condición económica de las familias bolivianas, estos son adquiridos.  
Según el periódico digital Los Tiempos, el coordinador de Planificación de Bosques y Desarrollo Forestal del Ministerio de Medio Ambiente, Óscar Llanque, informó que Bolivia llevó a la cumbre una propuesta de manejo de bosques “alternativa al mercantilismo” y un nuevo mecanismo de distribución de presupuesto de carbono.
El representante boliviano explicó que el Gobierno recogió la experiencia de manejo de bosques, tierra y agua en comunidades indígenas, recursos que deben ser reconocidos como derechos humanos. “La propuesta boliviana se refiere al manejo integral del bosque y está reconocida por el G77+China”, añadió.
La responsable de áreas protegidas y biodiversidad de Protección del Medio Ambiente Tarija (Prometa), Claudia Oller, coincidió con Vaca en que no se puede revertir la situación. Agregó, que ante el cambio el climático sólo queda  y elaborar planes de adaptación y estrategias para la gestión de riesgo, de manera que se pueda  enfrentar los distintos tipos de fenómenos que se presenten.
Explicó que este cambio es un problema global que afecta a todo el departamento, y una de las principales por las que atraviesa Tarija es la sequía y las heladas y granizadas en la zona alta.
Señaló que por el momento se trabaja en cuanto a la perdida de los productos, pero no así en la rehabilitación de los suelos para el cultivo. Indicó que es una tarea pendiente.