La basura en Tomatitas es la nueva cara del turismo

Escrito por  DANIEL RIVERA M./ EL PAÍS EN Dic 29, 2014

Según el Alcalde Municipal de San Lorenzo, Juan Carlos Gutiérrez, el problema de la basura está “bajo control”,  y garantizó que la cantidad de residuos producida en su jurisdicción será llevadera sin ocasionar molestias a los pobladores, por lo menos hasta que se implemente el proyecto de la Planta Separadora  de Residuos Sólidos.

Sin embargo,  los vecinos de Tomatitas no opinan lo mismo, ya no quieren que la basura sea parte de su rostro turístico.
La autoridad edil indicó que la dificultad que tenían se solucionó, en parte, con la dotación de bolsas a las familias mendeñas, para que ellos coadyuven con la clasificación de los residuos orgánicos e inorgánicos.
De manera que las volquetas realicen el recojo para  posteriormente llevar a un terreno municipal ubicado en la zona de Tomatitas. Lugar donde se tiene las composteras y lombriceras para hacer el abono orgánico.
En el caso de las botellas y cartones, Gutiérrez señaló que son llevadas a La Paz para su respectivo procesamiento.
El País eN visitó el lugar donde actualmente se realiza el acopio de la basura, y evidenció que queda a lado de la carretera a Coimata, aproximadamente a unos 200 metros del Colegio de Tomatitas.
Lo cierto es que desde ese centro educativo se pueden apreciar las toneladas de residuos que son depositados  ahí, lo cual queda como primera imagen para los turistas que deciden pasar un buen momento en las pozas de Coimata, el Rincón de la Victoria, o simplemente se quedan  a observar, aunque por fuera, el bosquecillo, ya que el mismo se permanece cerrado.       
Ayde  Ramírez, quien  vive en esa zona, manifestó su molestia por la decisión que tomó el burgomaestre. Indicó que él no debería olvidarse que ese lugar es considerado como una zona turística, no sólo de Tarija, sino también del país.
“Deberían darse cuenta que existe comedores donde expenden alimentos, y la basura no puede estar pocos pasos, además nuestra localidad es visitada por las ricas humintas, realmente  esto es una barbaridad”, comentó.    
En ese sentido, indicó que los habitantes de Tomatitas no permitirán que continúen con el acopio de la basura en  ese lugar con el pretexto de reciclaje. Por lo cual, Ramírez pidió  a Gutiérrez que se traslade la basura a otro sitio donde no exista concentración de población, además que reúna las condiciones de salubridad.
Entre tanto, el Alcalde afirmó que el terreno donde actualmente se almacena la basura es provisorio y que  solamente se realiza la clasificación de los residuos y la eliminación de los “malos” olores para que no afecte  a la población.
Minimizó el problema al indicar que sólo se recogen dos volquetas  de basura a la semana, los cuales son residuos recolectados de tres barrios de San Lorenzo y de comunidades aledañas.

La esperanza del alcalde está en el proyecto

 Aunque aún no tienen seguro el financiamiento, el alcalde municipal de San Lorenzo, Juan Carlos Gutiérrez, se mostró optimista y consideró que el proyecto de  la Planta Separadora  de Residuos Sólidos será lo que resolverá el problema de la basura en su municipio.
Explicó que este proyecto fue enviado a la ciudad de La Paz, pero que tuvo algunas observaciones y fue devuelto el 25 de noviembre de 2014, pero que los mismos fueron   subsanados  inmediatamente y reenviados hacia la sede de gobierno.
Asimismo, reveló que aún buscan el financiamiento del Ministerio de Medio Ambiente y Aguas, para que gestione del Japón los recursos para ejecutar esa iniciativa. La cual, demanda una inversión de unos 15 millones de bolivianos.
Al mismo tiempo dijo  que compraron un terreno en la zona alta (no especificó el lugar), el cual consta de una superficie de aproximadamente 10 hectáreas. Dicho lugar es para emplazar la planta separadora de residuos.
El burgomaestre aseguró que el lunes 29 de diciembre empezarán con el cierre perimetral del lugar, además de los trámites para obtener la licencia ambiental y demás procedimientos para su correcto funcionamiento. El proyecto incluye la compra de cuatro camiones recolectores de basura.