Imprimir esta página

Al menos 41 muertos tras un triple atentado en un santuario de Pakistán

Escrito por  Jul 02, 2010

Lahore/Agencias.- Al menos 41 personas han fallecido y más de 120 han resultado heridas en un triple atentado suicida ocurrido en un popular santuario musulmán en la ciudad de Lahore (este de Pakistán), según han dicho fuentes gubernamentales. Un portavoz médico del hospital de la ciudad ha advertido que el balance de víctimas puede aumentar.

Los testigos del triple ataque terrorista describen escenas dantescas. "Había cadáveres destrozados por todas partes", cuenta un fotógrafo de Reuters. "La sangre estaba por todas partes, dos de los fallecidos son amigos míos, ha sido horrible", relató con la voz entrecortada.

El ataque tuvo lugar en torno a las 23:00, hora local (las 20 horas en la España peninsular), de ayer jueves, día especial en el calendario sufí en el que cientos de fieles de esta corriente moderada del Islam se suelen congregar en la gran mezquita de Data Darbar. Entre el jueves y el viernes pueden llegar a visitar este templo hasta 100.000 personas.

Según la versión oficial, uno de los suicidas hizo estallar la carga explosiva en la entrada, mientras que los otros dos hicieron lo propio en el interior de este complejo, situado cerca del centro histórico de la capital de la provincia del Punjab.

El complejo religioso tiene cinco entradas, todas ellas dotadas de complejos dispositivos de seguridad y escáneres de explosivos, aunque en el momento del ataque sólo una de ellas estaba abierta.

La Policía acordonó la zona tras los hechos, y los heridos, muchos de ellos en estado crítico, fueron trasladados a hospitales cercanos.

El Data Darbar es uno de los templos más famosos de Pakistán y atrae a centenares de devotos todas las noches. El complejo consta de una mezquita y tiene una comisaría en el sótano.

Lahore, capital cultural de Pakistán, ha sufrido numerosos episodios de violencia. El pasado mayo, 80 personas fallecieron en un doble atentado en las mezquitas de la minoría Ahmadi. Sólo unos días después de este ataque, un grupo armado mató a 12 personas en el hospital donde estaban ingresados los heridos.