Una leyenda viva

Escrito por  Ago 20, 2010

Marcos Domich

Desde hace unos días Fidel ha vuelto a las pantallas de la TV de América y el mundo. No se trata de ningún milagro. No creemos en ellos, pero sí tenemos un gran respeto por la medicina cubana.

Fidel cumplió 84 años y lo vemos con la misma lucidez de sus años mozos y hasta con la vehemencia que le permiten su edad y la larga convalecencia que pasó.

Al margen de las circunstancias transcurridas y su admirable recuperación, lo importante es que sigue transmitiendo conocimientos y enseñando acerca de cómo conducir la política, el Estado; ante todo aquellos que pueden determinar el rumbo del mundo entero.  Algunos medios y analistas tratan de devaluar la reaparición de Fidel y la presentación del primer tomo de sus memorias: “La victoria estratégica” (hay en la pág. web de Prensa Latina). Afirman que pretende presentarse como un maestro, poco menos que como un oráculo. Lo único que es cierto es que a Fidel no se le puede quitar lo que ya es: uno de los estadistas más completos del presente y, entre los revolucionarios, el primero. De las importantes intervenciones que ha realizado los últimos días se destacan la carta dirigida a Obama, la intervención en la Asamblea Nacional y la entrevista otorgada a algunos medios.

Sin duda la carta guarda una importancia muy grande. Le advierte cuán explosiva es la situación en el Golfo Pérsico gracias a una equívoca y, en alguna medida ambigua, resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que endurece el bloqueo a Irán. Lo extraño es que esa resolución, impuesta por los EUA, la suscribieron la R.P. China y la Federación Rusa. EUA, con su antojadiza interpretación, ha resuelto “inspeccionar” hasta los barcos mercantes que llevan materiales e insumos a Irán.

El presidente. Ahmanideyad ya ha advertido que, si requisan cualquier nave, responderán disparando 100 misiles contra cualquier barco estadounidense. Fidel le dice a Obama que eso significa el comienzo abierto de una guerra que cobrará la vida de millones de seres humanos. Esa guerra muy pronto puede adquirir el carácter de guerra nuclear, es decir un carácter apocalíptico. No se puede predecir el curso de los acontecimientos, pero la inminencia de la catástrofe está dicha. En conexión con el tema están sus reflexiones sobre las advertencias contenidas en un memorándum a cargo de ex oficiales de la CIA y dirigido a Obama.

Los antiguos agentes, agrupados en una asociación denominada Veteran Professionals for Sanity (VPS) y que trabajaron más de 20 años para la CIA, afirman que Israel ya tenía al punto un plan de ataque nuclear sorpresivo contra Irán. Pero la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, le asigna la prioridad a EUA.