Investigan ejes para industrializar el gas

Escrito por  Ago 10, 2010

Plataformaenergetica.org.-

Bolivia podrá romper su gran dependencia de las materias primas y avanzar en el proceso de desarrollo nacional si logra articular una estrategia de industrialización del gas natural sobre siete ejes, revela una investigación de la Plataforma Energética, elaborada por el consultor Christian Inchauste.

El estudio “Hacia una política de industrialización del gas natural en Bolivia”, que este miércoles 11 de agosto será presentado oficialmente por la Plataforma en la ciudad de Santa Cruz, en un coloquio en el que participarán destacados expertos del sector, señala que los pilares fundamentales de esta estrategia deben desarrollarse en torno a generar más exploración y mayor producción del gas natural, el desarrollo y adecuación del transporte por ductos, la mejora de la normativa en vigencia, la búsqueda de financiamiento y el uso racional y eficiente de los excedentes.

La investigación sostiene que los siete ejes de la estrategia industrializadora del gas natural en territorio bolivianos son:

1. Planificación de la canasta de uso del gas boliviano en el largo plazo

2. Asignación adecuada de las reservas necesarias a los proyectos de industrialización, cuando se desarrollen los nuevos campos gasíferos

3. Adaptación de la red de gasoductos a las necesidades de los nuevos proyectos

4. Implementación de una nueva Ley de Hidrocarburos que permita la flexibilidad necesaria a los proyectos de industrialización

5. Evaluación y selección de los proyectos por sus méritos económicos propios y en función de los intereses del país

6. Financiar adecuadamente los proyectos de industrialización, previendo impactos ambientales mínimos

7. Tomar las medidas necesarias para que el uso de los excedentes generados por los proyectos de industrialización no provoque grandes distorsiones en la economía nacional.

MÁS PRODUCCIÓN Y DOS FASES EN INDUSTRIALIZACIÓN

El estudio, --impulsado por la Plataforma para promover el conocimiento y el debate público sobre los temas vitales del sector energético boliviano--, contempla dos fases en el proceso de industrialización del gas, generándose por ello dos escenarios de administración de las reservas de gas natural, según entren en operación los proyectos de industrialización, como la generación termoeléctrica, la producción de combustibles líquidos, fertilizantes y acero.

Para ello, la investigación detecta la imperiosa necesidad de acrecentar significativamente la exploración y producción de gas natural. Así, para absorber la demanda generada por el crecimiento de la demanda interna, cumplir con los contratos de exportación y desarrollar la primera fase de la industrialización, Bolivia debe duplicar su producción, incrementando su producción diaria a 87,5 millones de metros cúbicos de gas natural.

En la primera fase de la industrialización del gas, la clave fundamental sería el aumento de producción, en tanto que en la segunda fase sería el uso y destino de las reservas de gas.

Para enfrentar una demanda futura – que incluye un eventual contrato de exportación a Uruguay y una segunda fase de industrialización- el Estado boliviano debe realizar una elección fundamental sobre el uso de sus reservas, agrega el estudio que será presentado este miércoles por la Plataforma Energética, con apoyo del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA) y el semanario especializado Energy Press.