Inversiones, potencial y origen del gas

Escrito por  Ago 02, 2010

Salomón Rivas Valenzuela*

A alguien hay que culpar de la realidad de la geología del gas.

¿No somos conscientes de la terminación de los mega-campos del Norte argentino y de los desastres de los mega-yacimientos nuestros en esa frontera, en Bermejo y el calamitoso Madrejones? ¿Por qué se insiste en la necesidad de grandes inversiones y de tener sobrada reserva de gas? No hay ni un grano de verdad en esas presunciones lujosas.

¿No podemos ser más astutos y sagaces que las mentalidades de las transnacionales y de los bolivianos comprometidos con ellas? Seamos más inteligentes que los argentinos y especialmente los venezolanos. La riqueza del gas para Bolivia, país pequeño, es pequeña.

Los geólogos tarijeños creen que todas las cuencas geológicas tienen petróleo y gas comercial, como Tarija; ellos tienen un precioso borde de cuenca solamente, el resto, aunque potencial, no lo tiene, es difícil. Por ahora lo que nos toca es ordenar y salvar YPFB, de ese modo salvamos el país.

Sabemos que detrás de YPFB está el espíritu de los 50 mil soldados bolivianos que fueron para no regresar a la desastrosa guerra del Chaco, orquestada por dos transnacionales en pugna por la riqueza del petróleo, de ese entonces.

El gas es el recurso con beneficio (comodidad) más efímero. El gas se hace gas y ya no hay más. El descenso de las exigencias brasileñas, principalmente, es porque los megacampos que tenemos están en el acabose. Entonces nuestra fuente de riqueza está en quiebra, por la excesiva producción exigida. Entonces es necesario cancelar los contratos de exportación y cuidar lo poco que queda. La crisis del gas es causal para levantar las manos.

Sobre el origen del petróleo y gas, en el curso de geología del petróleo de la Escuela de Minas de Colorado se daba referencias de investigaciones por los años 1920-30, se proponía un origen inorgánico del petróleo. Cuando daba clases de geología del petróleo en la UMSA, de La Paz, investigué más al respecto de escritores soviéticos acerca del origen cósmico inorgánico del petróleo. Decían que algunos planetas y satélites tienen atmósferas de hidrógeno y de carbono; las colas de los cometas aportan esos elementos en sus trayectorias elipsoidales. También ellos postulan el origen orgánico, llevados por Inglaterra, Francia y Alemania, en sus investigaciones.

Los investigadores soviéticos son amantes de la naturaleza y para la industrialización han recorrido el gran territorio de la ex URSS, con mucha dedicación y mucha gente científica, a quienes llaman sabios y especialistas, los que produjeron bastantes libros y bibliografía geológica, pero que no gusta a los occidentales europeos, en especial a los americanos, que no usan ese material en sus artículos y libros científicos.

Con el conocimiento científico, tanto de los rusos, europeos y americanos, además de escritos antiguos de los mayas, finlandeses, medio orientales y siberianos, he publicado en mi libro “No metales, rocas industriales y gemas de Bolivia” en 2002, sobre el origen cósmico del petróleo y del carbón, del que resumiendo digo a continuación:

Un cometa con cola de hidrocarburos de origen inorgánico pasó cerca de la tierra y echó parte de su cola convertida en orgánica a una sustancia blanca, que cubría la superficie de la tierra. Los mayas lo llamaron “nafta” y los griegos y egipcios “ambrosía y néctar”, comida para los héroes. Los hebreos la llamaron el “maná” que el Creador les dio como alimento por 40 años en el desierto, cuando salían de la esclavitud de Egipto para conquistar la tierra prometida.

Esta sustancia caía en la tarde y parte se la recogía para alimentación, el resto se lo insumía con el rocío de la mañana y lluvias por el suelo a capas porosas de areniscas, selladas por rocas impermeables de lutitas, tanto por arriba y abajo. En Bolivia migraba desde el escudo Precámbrico y las zonas altas del bloque Andino, Izozog y Michicoli, desde los bordes de la cuenca sedimentaria a rocas del Paleozoico, Mesozoico y Terciario, lateralmente hasta colocarse y acomodarse en trampas estructurales, mayormente; en las zonas subandinas, pie de monte y la llanura, independientemente; como en la plataforma continental y en los reservorios pre-sal del Brasil, los más caros del mundo.

Las fallas se forman de la superficie hacia abajo, de modo que las fallas regionales en afloramiento se pierden en profundidad. Las fallas tampoco son conductos de migración, son más bien barreras de trampas de reservorios. Por el tamaño mayor de grano de las arenas en los bordes de cuenca, tienen mayor porosidad. Al centro de la cuenca, el tamaño de grano es menor, entonces menor porosidad. Además las capas están más horizontales, faltan fracturas; no así los bordes donde en sus pliegues hay mayor movimiento, por ende mayor fracturación, lo que ayuda a tener mejores reservorios, como los de Tarija.

El móvil de la migración de los hidrocarburos ha sido el agua, que está intersticial y en los reservorios el agua de fondo, cuya presión es útil para la surgencia del petróleo, condensado y gas de los pozos. Daniel Centeno Sanchez, en su libro “El gas de Tarija”, página 34, dice: “Las exportaciones de gas sirvieron solamente para recolectar impuestos, sino para la industrialización del Brasil”.

Cuidemos nuestro gas y que nos sirva para el gasoducto al Altiplano y comenzar la industrialización con plantas separadoras de líquidos, gas vehicular, gas domiciliario para todos y para convertir el mineral de hierro de Mutún en esponja de hierro, industria madre de todas las industrias, trabajando nosotros mismos.

*El autor es Ing. Geólogo. (Artículo publicado originalmente en EL DIARIO)