Alejandra Waigandt

Escrito por  Ago 02, 2010

Una identificación acorde a la identidad de las personas trans y el fin de la criminalización de la homosexualidad y el travestismo a través de faltas contravencionales son los próximos objetivos del la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FLGBT).

Estas modificaciones podrían concretarse este año debido al efecto positivo de la ley de matrimonio igualitario.

La sanción del proyecto de ley de entidad de género es imprescindible para que las personas transexuales no tengan que recurrir a una autorización judicial tanto para modificar sus datos registrales como para acceder a las cirugías de reasignación de sexo. Hay una serie de proyectos en ese sentido en la Cámara de Diputados, uno lo presentó la socialista Silvia Augsburger, principal impulsora del matrimonio igualitario en la Legislatura nacional. La FLGBT tiene dos iniciativas, una sobre identidad de género y otra sobre atención sanitaria. Por su parte el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo cuenta con proyectos similares presentados en el Ministerio de Justicia, y están respaldados por la Federación.

En Argentina las personas trans viven una extrema marginación y exclusión, en ese marco el reconocimiento a sus identidades es urgente. 'Si bien persistirán las situaciones de discriminación, la ley de identidad de género impactará en la percepción que tiene la sociedad de las personas trans', explicó María Rachid, titular de la FLGBT.

En tanto en Tucumán Emilia Rodríguez y Claudinna Leguizamón presentarán una acción de amparo ante la Justicia para cambiar la identidad sexual en su documentación. Serán las primeras mujeres transgénero de Tucumán en reclamar judicialmente el reconocimiento legal a sus identidades.

Otro objetivo importante para antes de fin de año es la eliminación de las referencias a la homosexualidad y el travestismo en los códigos de faltas contravencionales de las provincias de Neuquen, Formosa, Catamarca, La Rioja, Río Negro y Chubut. En los últimos meses se logró derogar estas referencias en la Provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Santiago del Estero.

Este año también se buscará conseguir la modificación de la ley antidiscriminatoria, para incluir la orientación sexual y la identidad de género en la lista de pretextos de discriminación. Asimismo para incorporar la presunción de daño moral en casos de discriminación y la inversión de la carga de la prueba cuando se restringe un derecho de un o una persona que forme parte de un grupo vulnerado por la discriminación, es decir que quien restringa derechos deberá probar que el motivo no es discriminatorio.

En ese sentido la dirigenta de la FLGBT destacó el acompañamiento de la izquierda y centro izquierda. Mencionó el respaldo de una mayoría dentro del kirchnerismo y aclaró que las fuerzas políticas con menos adeptos son el Peronismo Federal, el PRO y el radicalismo. Destacó como fundamentales las intervenciones del INADI, la Municipalidad de Rosario y el Gobierno de Santa Fe.