La unidad subregional

Escrito por  Jul 31, 2010

Apolinar Díaz – Callejas*

Trataré de resumir la situación política de Colombia, a muy poco tiempo de la toma de posesión de la Presidencia de la República del nuevo mandatario, Juan Manuel Santos.

La tensión en el país es cada vez mayor porque ya el prácticamente ex presidente de la República Álvaro Uribe Vélez se ha pronunciado contra los movimientos, entrevistas internacionales en toda Europa y América del nuevo presidente Santos y de varios de sus ministros, especialmente del sector conservador que no han sido seguidores de los rumbos económicos dados al país por el anterior presidente Álvaro Uribe Vélez.

Algunos hechos fundamentales: El hecho político más importante que ha ocurrido en estos momentos en Colombia es el viaje del nuevo presidente Juan Manuel Santos a Europa, Estados Unidos, América Latina, incluidas las naciones latinoamericanas que han venido empujando un proyecto regional mas autónomo y mas integrista de la región, pese a la actividad política internacional en la OEA del delegado colombiano, Luis Alfonso Hoyos, ficha y agente directo del presidente Álvaro Uribe Vélez, quien ha formulado una acusación ante la OEA para investigar y sancionar la conducta de Venezuela contra Colombia y la imposición de sanciones por las actividades abiertas de Uribe Vélez contra el gobierno colombiano que aún no se ha posesionado, de Juan Manuel Santos. En estas condiciones el espacio político colombiano está alborotado, con un Uribe Vélez conspirando ante Washington y su amigo el presidente Barack Obama y con otros regímenes derechistas de otros países latinoamericanos.

Al tiempo, las naciones Latinoamericanas que tienen un proyecto político propio como Brasil, Argentina, Uruguay, Venezuela, Bolivia, Paraguay, Nicaragua, marchan en acuerdos económicos y productivos que ponen en marcha de inmediato este nuevo concepto de unidad Sur americana. La oposición a ese proyecto la encabezan el presidente de Estados Unidos, Barack Obama y el de Colombia Álvaro Uribe Vélez. Es y va a ser una confrontación de grande importancia para el futuro económico, social y político de nuestra región.

En esta subregión la unidad se consolida cada día más, pese a la ofensiva del presidente norteamericano y del ya ex presidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez, unido a los sectores más retardatarios y militaristas de su país.

En la medida en que pasan los días se consolida el acercamiento de los países latinoamericanos más progresistas y la unidad entre las naciones de la derecha de la región. Es el panorama inmediato, rápido que se está dando en la América Latina y especialmente en la América del Sur, parece que, definitivamente, América Latina tendrá un amplio sector progresista y democrático de Brasil, Argentina, Venezuela, Uruguay, Bolivia, Paraguay, Ecuador y algunos de Centro América.

En mi opinión, el futuro de América Latina se está jugando en estos momentos, entre los gobiernos democráticos ya mencionados y el poder imperial de los Estados Unidos, al cual se han sumado el ex presidente Álvaro Uribe Vélez, posiblemente el nuevo gobierno derechista de Chile y algunos de la propia Centro América.

A mi juicio, la lucha por una América Latina democrática y progresista ha comenzado a fondo.

*(Especial para ARGENPRESS.info)