Apuran arreglos de baños, vías y el cableado en el Cementerio

Escrito por  MARISOL COCA W. / EL PAÍS Oct 16, 2015

Piedra, arena, cemento y escaleras son algunos de los elementos de construcción que se aprecian en estos días cuando uno visita el Cementerio General de Tarija.

Tanto la Alcaldía Municipal y personas particulares aceleran los trabajos para recibir a sus seres queridos en el Día de Todos los Santos, el 2 de noviembre. Las calles en las que interviene son señalizadas con cintas de precaución para evitar que el trabajo ya desarrollado sea entorpecido.
Las necesidades más urgentes que fueron identificadas por el personal del Cementerio son el mejoramiento en las baterías de baños, el mantenimiento de las calles principales, mejoras en el sistema eléctrico y la poda de árboles. Cualquier tipo de arreglo, ya sea público o privado, estará permitido hasta el 31 de octubre.
El responsable del Cementerio General de Tarija, Ariel Zamora, informó que el trabajo civil lo ejecuta el personal de la Secretaría de Obras Públicas. Las intervenciones son a las calles principales y al sector del cementerio antiguo. Otro grupo está dedicado exclusivamente a las refacciones y el pintado correspondiente a la entrada principal. También se vio necesario cambiar las tuberías de los baños, los lavamanos y los inodoros en la sección mujeres. Además Servicios Eléctricos Tarija (Setar) inició el cambio de pantallas y el mejoramiento eléctrico.
Las familias que tienen un ser querido en el Cementerio optan por contratar a entendidos en la construcción para realizar cualquier tipo de mejora. La mañana del jueves, 15 de octubre, se observó a varios obreros trabajar en la construcción de nichos, arreglos de las jardineras, aceras y pintado de los espacios encomendados.

Controles
Los alrededores del Cementerio son frecuentados por bebedores consuetudinarios, quienes se buscan la vida para garantizar a diario que no les falte el alcohol y un pedazo de pan. A dos semanas del Día de Todos los Santos grupos de parroquianos concurren con mayor frecuencia para extraer algún objeto que consideren de valor y lo puedan cambiar por un bote de alcohol.
Para ejercer mayor control y evitar el ingreso de estos sujetos, el comandante de la Guardia Municipal, Edson Rojas, dispuso de dos efectivos de manera permanente para dar seguridad a todas aquellas personas que ya iniciaron los arreglos en el campo santo.
“Los bebedores estarían ingresado al Cementerio para extraer algunos jarrones o floreros para luego cambiarlos por botecitos de alcohol –dijo Rojas–. Es por eso que hemos decidido mandar el personal de manera preventiva”. No hubo detenciones en este tipo de casos, los identificados sólo fueron desalojados y se les prohibió el ingreso.
Para los días de Todos los Santos, el número de efectivos aumentará, ya que además se trabaja de manera coordinada con la Policía Boliviana para evitar el consumo de alcohol al interior del Cementerio.
El personal de la Intendencia Municipal adelantó su trabajo y se notificó a las vendedoras de flores realizar el cambio de las sombrillas y los baldes viejos. Asimismo se pidió a las vendedoras de comidas rápidas tener bastante preocupación con la preparación de los alimentos que serán expendidos de manera masiva durante el 1 y 2 de noviembre, informó el encargado del área, Nelson Ruiz, quien agregó que se puso en alerta a los propietarios de las tiendas circundantes al Cementerio para restringirles la venta de bebidas alcohólicas durante el Día de Todos los Santos.

El miércoles se reunen instituciones involucradas

 Para el miércoles 21 de octubre está programada una reunión entre el personal de La –Intendencia y Guardia Municipal, Policía Boliviana, Servicios Eléctricos Tarija (Setar) y la Cooperativa de Servicio de Agua y Alcantarillado Tarija (Cosaalt) para ultimar los detalles y no dejar las tareas pendientes para los últimos días. Posiblemente en esta se definan las arterias que serán cortadas al tráfico vehicular durante los dos días de visita al campo santo.