Internet en Bolivia

Dic 28, 2015

El presidente Evo Morales anunció este miércoles la rebaja de las tarifas de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) para sus diferentes servicios de internet. En el caso del servicio domiciliario bajó en un 27.46% y en el empresarial en un 80.01%.
Ese anuncio fue oficializado en conmemoración del 50 aniversario de la telefónica que nació como una sociedad anónima mixta y que fuera nacionalizada en mayo de 2008 por la actual administración gubernamental.
Los datos difundidos por la edición digital del diario La Razón indican que para el servicio domiciliario de 2 megabytes el costo baja de 240 a 186 bolivianos, en el caso de 3 megabytes se reduce de 299 a 224 bolivianos, y para los paquetes de 5 megabytes la rebaja es de 450 a 292 bolivianos. La rebaja tarifaria alcanza en promedio al 27.46%.
Respecto de las tarifas de internet corporativo, éstas tienen la mayor reducción de las tres categorías. Los servicios de 1 megabytes bajan de 5.950 a 734 bolivianos, los paquetes de 2 megabytes de 9.500 a 1.250 bolivianos, y en los de 3 megabytes de 11.400 a 1.766 bolivianos.
Respecto de los servicios de 5 megabytes éstos disminuyen de 15.000 a 2.797 bolivianos, los de 10 megabytes de 22.000 a 5.375 bolivianos, y los paquetes de 20 megabytes de 29.879 a 10.531 bolivianos. La rebaja tarifaria alcanza en promedio al 80.01%.
Además, en el caso del servicio de Internet móvil, el costo por megabyte era de 0.20 bolivianos y con la reducción queda en 0.14 bolivianos, es decir, 6 centavos de boliviano menos por cada unidad de descarga de datos.
Ahora bien, una rebaja tan significativa de las tarifas de acceso a la Red Internet es una buena noticia para decenas de miles de usuarios del servicio, mucho más si hasta hace poco Bolivia era considerada el país con uno de los servicios de Internet más caros y lentos de América Latina.
El informe ‘Estado de la banda ancha en América Latina y el Caribe 2015’, elaborado por investigadores de la División de Desarrollo Productivo y Empresarial de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), destaca la reducción de tarifas y el aumento de la velocidad del Internet móvil en Bolivia.
Señala que en el periodo 2010-2014 Bolivia presentó una reducción de 75% de la tarifa de Internet móvil con relación al Producto Interno Bruto (PIB) mensual, y un incremento de 738% en la velocidad de conexión.
A partir de una muestra de 17 países de la región, la CEPAL verificó que Bolivia cuenta con la tercera mayor tasa de crecimiento del índice de digitalización para el período 2009-2013, alcanzando un crecimiento del 11.93%.
El estudio destaca la implementación comercial de una gran cantidad de bolsas de datos, planes y paquetes de Internet prepago en la región, lo que permitió llegar a segmentos que no cuentan con la capacidad económica para acceder a planes pos pago.
En ese contexto, el 90% de los abonados en Bolivia utiliza los servicios prepago con las tarifas más bajas para esa modalidad, mientras que países como Costa Rica y México presentan las tarifas mucho más elevadas.
El informe indica que Uruguay es el país de América Latina con la mejor conexión a Internet, seguido por México y Brasil, mientras que en las últimas posiciones se encuentran Venezuela, Bolivia y Perú.
En tanto que la velocidad media de descarga en el continente es de 7,26 megabits por segundo, sin embargo, Uruguay, Chile, Brasil y México superan este promedio latinoamericano.
Los países con menor difusión del Internet entre su población son Paraguay, El Salvador, Honduras y Guatemala, ya que no superan el 30% del total de la población, y apenas un 20% de los nicaragüenses accede a Internet.
Respecto del porcentaje de población con acceso, solo en seis países de Latinoamérica más de la mitad de los habitantes son usuarios de Internet: Chile, Argentina, Uruguay, Venezuela, Colombia y Brasil, mientras que en los países donde más creció la difusión de Internet en el lapso de tiempo analizado por el estudio fueron Venezuela, Colombia, Bolivia y Ecuador.
En ese contexto, la rebaja de tarifas asumida por Entel, no sólo incrementará el acceso a la biblioteca virtual de alcance global, sino que es una invitación para que otras operadoras que ofrecen el mismo servicio también tomen decisiones que beneficien, principalmente, a los usuarios.