El miércoles concluyó el VII Congreso de Gas y Petróleo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), un evento enmarcado en el calendario mundial del sector pero que, por razones obvias, este 2017 ha pasado de puntillas por la actualidad informativa sin producir ninguna noticia de impacto, salvo la constatación de algunos fracasos como el abandono del proyecto de exploración en Tariquía o la suspensión sine die de la licitación de la petroquímica de Yacuiba.

Resulta entrañable encontrar a una alta autoridad del Estado capaz de relatar una y otra vez la misma aventura, salvo algunos ajustes de datos, con la misma ilusión de siempre, renovada en cada discurso.

Al menos 12 países sedes de empresas e instituciones del sector hidrocarburos participarán en el VI Congreso Internacional de Gas y Petróleo a realizarse el 12 y 13 de julio en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. El evento abordará el accionar, en el mundo y la región, de la industria del gas y petróleo.