La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) activó en las últimas horas el rastrillaje informático para detectar las páginas web que promueven las transacciones del bitcoin, una moneda virtual que no ha sido autorizada ni es regulada en el país.