Cinco empresas prometen sacar cables en desuso

Escrito por  REDACCIÓN CENTRAL/EL PAÍS EN Mar 22, 2018

Tras un ultimátum del Municipio de Cercado, las empresas propietarias de cables aéreos ubicados en el centro de la ciudad de Tarija participaron de la inspección realizada a ocho manzanos del casco viejo, para dar con aquellos cables que no están de uso y así realizar su posterior retiro.

Tigo, Viva, la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel), la Cooperativa de Servicios Telefónicos de Tarija (Cosett) y Servicios Eléctricos de Tarija (Setar) juntamente con personeros de la Secretaría de Turismo y Cultura como de la Unidad Municipal de Patrimonio Urbano, han desarrollado una reunión de introducción al proyecto de retiro de cables previo al inicio de la inspección.
“Estamos muy contentos porque ahora hemos visto una buena convocatoria y se han hecho presentes todas las empresas que han sido notificadas y las hemos puesto en contexto del trabajo que quiere realizar el Municipio y que inició con la primera inspección de campo de identificación de los cables que no estén en funcionamiento”, informó Marco Argote, jefe de la Unidad de Patrimonio del Municipio de Cercado.
Las empresas participantes han asegurado su apoyo a este proyecto de mejoramiento del centro de la ciudad, así lo expresó José Luis Patiño, gerente Comercial de Setar.
“Estamos de acuerdo en esta inspección, para demostrarle que algunas empresas de telecomunicaciones están colgadas a las líneas de Setar y la fricción con el tiempo a través del viento está haciendo que el cable se raspe y se genere un peligro”.
Esta inspección será realizada durante la presente semana para que luego se realice el retiro de los cables que no están en uso y así cumplir el objetivo de que el centro histórico de Tarija esté sin cables aéreos en desusos.
“Como parte de la primera etapa, toda la semana se estará realizando un recorrido poste por poste para que cada empresa identifique sus cables y evidenciar si están en uso o desuso y a partir de ese momento tendrán un plazo de tres semanas para retirar estos cables”, explicó la secretaria municipal de Turismo y Cultura, Gabriela Pacello.
Por su parte, el representante de la Gerencia de Cosett, Jhonny Murguerteri dijo que están de acuerdo con la migración de los cables aéreos a subterráneos, que dentro de una segunda etapa deberá ser un tema a tratar con mayor delicadeza debido a que el costo de traslado sería alto y debería ser uniforme para todas las empresas.
“El trabajo de la migración al tema subterráneo va a llevar seguramente un poquito más de tiempo, pero demos inicio primero con esta esta primera fase y luego ya vamos a ir coordinando para ponernos de acuerdo y continuar con el trabajo, porque es demasiado caro y para hacer los ductos subterráneos habrá que replantear la ciudad y eso comienza por el Municipio”, recalcó.