Un convoy con ayuda de emergencia cruzó el viernes la línea de fuego en el sitiado enclave rebelde de Guta Oriental, dijeron responsables de Cruz Roja, pero los ataques aéreos se reanudaron en esa región siria tras una pausa durante la noche.

Ataques aéreos de Rusia y la coalición liderada por Estados Unidos causaron muertes a gran escala de civiles en Siria el año pasado, mientras que el Gobierno sirio perpetró ataques químicos ilegales en el bastión rebelde de Guta Oriental, dijeron el martes investigadores de crímenes de guerra de la ONU.