Ochenta años después, Austria recuerda la invasión de la Alemania nazi y a sus más de 60 mil judíos asesinados durante la ocupación.

Austria se dispone a convertirse en el único país europeo occidental con un partido de extrema derecha en el gobierno después de que el Partido Libertad (FPO), contrario a la inmigración, y los conservadores de Sebastian Kurz alcanzaron un acuerdo de coalición.

Por tercera vez en seis meses los austríacos saldrán a votar este domingo para elegir presidente, entre un ecologista, Alexander Van der Bellen, y un ultranacionalista, Norbert Hofer, quien puede convertirse en el primer mandatario de extrema derecha del viejo continente.

El fuego en el interior del edificio del Parlamento ha sido combatido por más de 70 bomberos de la capital.

Tres personas resultaron heridas, este martes, al ser acuchilladas por un hombre a bordo de un tren de cercanías en el estado federado de Vorarlberg, en el extremo oeste de Austria, en un incidente sin aparente motivación política o religiosa.

El Tribunal Constitucional (TC) de Austria invalidó el viernes el resultado de las elecciones presidenciales realizadas el pasado 22 de mayo y exigió la repetición de los comicios.

El candidato Alexander van der Bellen, de 72 años, derrotó a su rival ultraderechista Norbert Hofer y ganó las elecciones presidenciales en Austria tras el recuento del voto por correo, según reconoció el derrotado.