El presidente Sebastián Piñera descartó la posibilidad de un canje territorial y aseguró que en su gobierno “Chile no va a perder ni territorio, ni mar, ni integridad territorial ni soberanía”.