El Consejo de la Magistratura (CM) ratificó en su cargo al abogado Rodolfo Flores Quisbert, cuya designación fue calificada por opositores como “pago de favores”, puesto que era funcionario del Senado cuando se evaluó a candidatos al Órgano Judicial.