Imprimir esta página

Quebradas se vuelven basurales y depósitos de animales muertos

Escrito por  JOSUÉ HEBER ACEBEY/EL PAIS Jun 01, 2015

Los extensos espacios verdes y pequeños riachuelos en las quebradas se convirtieron en los nuevos depósitos de basura. Ahí se puede encontrar decenas de bolsas, desperdicios, residuos de comestibles, llantas, chatarra y hasta cadáveres de gatos y perros.

Los olores que desprenden cada vez son más insoportables para los vecinos que viven en los alrededores. Los dirigentes barriales piden la intervención de la Entidad Municipal de Aseo de Tarija (EMAT) para realizar el recojo de todos los desechos. Los barrios más afectados son San José, San Bernardo, Salamanca y el mismo Hospital Regional San Juan de Dios que está pocos metros de una quebrada.
“Es insoportable seguir viviendo en la zona, ya nadie respeta la quebrada y lo peor de todo es que vienen a echar su basura a este lugar. Echan papeles higiénicos, pañales, comida podrida, animales muertos—aseguró Dionildo Choque--. Hace dos años que venimos pidiendo que hagan una limpieza y hasta ahora nada. Parece que tenemos que esperar a que llueva para que el río se lleve todo este basural”.
Otro vecino, Augusto Sánchez, indicó que el problema de la basura en la quebrada empieza desde la cabecera. Está ubicada al final del barrio San Bernardo. Los desechos se encuentran esparcidos hasta la parte de la Circunvalación. Llegan a afectar a la parte del barrio San José y Salamanca. En este último la quebrada se une con el embovedado de la víbora negra, de donde no sólo salen aguas servidas, sino también basura.
“Es toda una cadena que tenemos y en todos lados hay mucha basura de todo tipo hasta partes de computadoras, televisores, chatarra, colchones viejos se puede encontrar—denunció--. Es cierto que tenemos malos vecinos que botan sus basuras, pero también hay vehículos que llegan  en las noches a botar sus cosas ahí. Al ser una competencia de EMAT limpiar, pues les pedimos que vengan”.

Foco de infección
El director del hospital San Juan de Dios, Nelson Llanos, indicó que en más de una oportunidad solicitó a la Alcaldía de Cercado la limpieza del sector de la quebrada que colinda con el nosocomio. Indicó que la basura provocó el estancamiento de las aguas del embovedado de la víbora negra, generando malos olores y convirtiéndose en un foco de infección para los vecinos como para los pacientes internados en el centro médico.
“Cómo no va a ser un foco de infección, si tenemos bastante basura que se echa ahí y nadie limpia—señaló Llanos--. Personalmente hemos pedido que vengan a solucionar este problema, pero no pasa nada”.

Limpieza en dos semanas
El representante de la EMAT, Rolando Ruiz, indicó que de forma constante están trabajando en la limpieza de quebradas. Aseguró además que en el plazo máximo de dos semanas intervendrán en toda la quebrada. Reconoció que gran parte de esa basura echada a los riachuelos, corresponde a los mismos vecinos.
“Es mentira que desde hace dos años no hayamos limpiado en la zona como mencionan algunos vecinos. De forma constante estamos trabajando en todas las quebradas y dentro de una o dos semanas volveremos al lugar—indicó--. Ahora todo parte del control de los mismos vecinos porque quienes botan sus desechos son ellos mismos”.
Los trabajos a encararse serán coordinados con personal de EMAT y del Plan Empleo Urgente Productivo (PEUP). Se espera además la participación de los mismos vecinos de los barrios afectados.

 

EMAT prepara limpieza del río Guadalquivir

El director de la Entidad Municipal de Aseo Tarija (EMAT), Rolando Ruiz, aseguró que para los próximos días se está preparando una campaña de limpieza del río Guadalquivir. Para ello se  estima movilizar más de 100 obreros que puedan ingresar a las orillas para retirar toda la basura.
Paralelamente a ese trabajo se continuarán realizando labores de limpieza en otras quebradas que estén bajo la jurisdicción del municipio de Cercado.