El bloqueo bagayero en Salvador Mazza cumple 5 días sin diálogo

Escrito por  REDACCIÓN CENTRAL/AGENCIAS Jul 21, 2017

El conflicto bagayero (término reconocido por la Real Academia Española) en Yacuiba no parece tener visos de solución.

Así lo afirmaron diferentes dirigentes y organizaciones sociales movilizados mientras que el portal elchacoinforma.com asegura que se espera el arribo de una comisión ministerial para tratar las demandas que desde el pasado lunes mantiene cerrada a cal y canto el Puente Internacional de Salvador Mazza. Miles de camiones varados en el lado argentino reclaman un acuerdo urgente.
La solución no es sencilla, pues se cruzan demandas con necesidades motivadas por políticas centrales. “Nosotros no pedimos algo ilegal, solo queremos el mismo trato que se les da a los camiones o a la empresa ferroviaria. Queremos tributar y pagar aranceles, no comprendemos por qué nuestras autoridades se hacen tanto problema y ocasionan este perjuicio no solo a nosotros, sino al comercio, a la región y al mismo Estado nacional”, dijo el dirigente Omar Velásquez en el portal chaqueño.
Venancio Ochoa, otro dirigente bagayero, también reclamó por el “arancel justo” y criticó la falta de movilización nacional para dar una solución. “Seguramente están esperando ver un desgaste entre los vecinos, que discutamos y se afecte la movilización, pero aquí vamos a estar firmes”.
El reclamo oficial de ese sector pasa por el certificado de origen, porque mediante esa modalidad que se otorga al transporte por tren y en camión, el pago arancelario es mucho menor que por el régimen de “mínima cuantía”, donde ellos se desempeñan. El problema real para el sector se originó antes, cuando el presidente Mauricio Macri decidió levantar el veto a las exportaciones de granos, harinas, arroz y otros aceites comestibles.
Hasta entonces las empresas argentinas trasladaban su producto hasta frontera, descargaban en galpones y los bagayeros, introducían en el país a razón 10 bolivianos el carrito de más o menos 50 kilos en calidad de tránsito vecinal fronterizo o mercadería para consumo propio.
Actualmente el comprador boliviano negocia de puerta a puerta, lo que ha provocado la destrucción de centenares de puestos de trabajo y un considerable decremento de los ingresos, coincidiendo además con el mal momento económico del departamento y la región autónoma del Chaco.
Intención de diálogo
El portal elchacoinforma.com informó que se puso en contacto con los bagayeros el cónsul de Bolivia en Salvador Mazza, Omar Velásquez, quien los visitó para informarse acerca de las demandas de este sector y se comprometió en hacer llegar un informe a la Cancillería.
También recibieron la visita de la representante regional de la Mesa Defensorial, María Janeth Paredes, quien dijo que intentaría mediar para que se reciba a una comisión nacional que pueda solucionar el conflicto.
“Cuando lleguen las autoridades nacionales queremos que los medios de prensa estén presentes y la población pueda enterarse de lo que ocurra, no tenemos nada que esconder, muchas veces se confunde a la población diciendo que nosotros pedimos cosas ilegales pero no es así, solo queremos que nos dejen trabajar en igualdad de condiciones”, enfatizó.
Se espera que una comisión integrada por diferentes niveles del Estado central arribe a Yacuiba para instalar una reunión. Los bagayeros por su parte no descartan masificar la medida en caso de que no se llegue a un acuerdo satisfactorio.

La “economía de sustento” se satura en las fronteras

La crisis económica del departamento de Tarija se siente especialmente en las fronteras de Bermejo y Yacuiba, donde a la ausencia de obra pública y la demora de proyectos como la petroquímica se suma la debilidad de la moneda argentina. La informalidad ha crecido pero también la importación legal, luego de que Mauricio Macri levantara las restricciones, se ha convertido en competitiva. Decenas de personas que se vieron empujadas a trabajar como bagayeros ahora también ven en peligro sus puestos.