Familiares de víctimas piden que juicio a Goni sea “justo”

Escrito por  La Paz / Agencias Mar 06, 2018

Los familiares de las víctimas de octubre de 2003, reunidos en la plaza San Francisco de La Paz, pidieron el lunes un juicio “justo” a Gonzalo Sánchez de Lozada, quien junto a Carlos Sánchez Berzaín enfrenta en una corte de Florida, Estados Unidos, un proceso civil por la masacre de octubre en Bolivia.

El representante de la Asociación de Familiares Caídos en Defensa del Gas en 2003, José Quispe, dijo que los familiares están esperanzados en ese juicio.
“Esperanzados en que este juicio pueda ser favorable, solo pedimos que sea justo, que Sánchez de Lozada reconozca su responsabilidad de lo que hizo el 2003”, indicó a los periodistas.
En octubre de 2003, Sánchez de Lozada se enfrentó a una revuelta social con un despliegue de militares en las ciudades de El Alto y La Paz, la represión ocasionó la muerte de 67 personas y dejó más de 400 heridos.
Quispe manifestó que, aunque pasaron 15 años desde lo acontecido en 2003, es la primera vez que un exjefe de Estado se sienta frente a sus acusadores en un juicio civil de derechos humanos en una corte estadounidense, por lo que aseguró que existe fortaleza y confianza de que la justicia “aunque tarda, pero llega”.
“Queremos que este sanguinario Sánchez de Lozada pague lo que hizo”, acotó Nicolás Morales, suegro de uno de los fallecidos en las jornadas de octubre.
La madre de Luis Cusi, quien también perdió la vida en octubre de 2003, pidió a las autoridades judiciales de Estados Unidos pensar en el daño que ocasionó el ex presidente a las familias de las personas fallecidas.
Según el abogado de las víctimas de octubre, Rogelio Maya, citado en la prensa nacional, el juicio civil no tiene nada que ver con el penal, pues se trata de un resarcimiento económico y no así de una extradición de las ex autoridades, que es lo que esperan los bolivianos.

Enjuiciar a Goni en Bolivia
Por su parte, el vicepresidente Álvaro García Linera espera que el ex presidente sea condenado en el juicio civil por la masacre de Octubre de 2003 y expresó su deseo porque también sea juzgado en Bolivia.
“El día de hoy ese criminal está siendo enjuiciado, enjuiciado para indemnizar a las familias afectadas por esa matanza (en 2003), ojalá que nos vaya bien, pero no es suficiente, queremos enjuiciarlo aquí en Bolivia”, afirmó el mandatario.
Aseguró que la justicia llegará y Sánchez de Lozada tendrá que responder frente a la juventud alteña.
Según medios de prensa, Sánchez de Lozada junto a Carlos Sánchez Berzaín antes de las 10:00 llegó a la corte federal de Fort Lauderdale, una comunidad vecina a Miami y que se ubica en el distrito de Florida, Estados Unidos.
Por otro lado, el ex ministro de Salud Javier Torres Goitia Caballero, insistió este lunes en que el ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, fue víctima de un “golpe” en una revuelta popular, donde - según dijo - el ex vicepresidente Carlos Mesa estuvo comprometido con las fuerzas que en ese momento protagonizaron una revuelta popular financiado por Venezuela.
Torres Goitia fue ministro de Sánchez de Lozada en octubre de 2003 y evalúo el rol de los actores políticos del gobierno de este entonces, a propósito del juicio civil que fue instalado este lunes en una Corte de Estados Unidos, donde nueve víctimas demandaron resarcimiento por daños civiles.
No justifica la violencia de ese momento atribuida al entonces ex ministro de Defensa Carlos Sánchez Berzaín, ni prefiere dar importancia a las discrepancias internas del gobierno para encarar la crisis política. Sin embargo aconseja leer el libro del ex líder campesino, Felipe Quispe que da detalles del “golpe”.
Manifestó que en medio de ese conflicto se produjeron bloqueos, secuestro de turistas en Sorata y muertes en El Alto, donde el ex vicepresidente hizo pública su discrepancia con las acciones del gobierno, que posteriormente generaron medio centenar de muertes.