Imprimir esta página

El vertido húngaro llega al río Danubio, principal cauce fluvial europeo

Escrito por  Oct 08, 2010

Tibor Dobson, un portavoz de los equipos de desastres húngaros, dijo que no había informaciones de muertes de peces en los ríos Rába y Mosoni-Danubio tras la llegada del vertido, pero que todos los peces habían muerto en el río Marcal, de menor tamaño y que fue el primero en verse afectado.

Los equipos estaban trabajando para reducir la alcalinidad del vertido, que comenzó a verterse el lunes desde el depósito de contención de una planta de óxido de aluminio y arrasó pueblos, matando a cuatro personas e hiriendo a más de 150. Tres personas seguían dadas por desaparecidas.

El contenido alcalino del vertido cuando alcanzó el Rába y el Mosoni-Danubio seguía alrededor de pH 9. por encima de los niveles normales e inofensivos de entre 6 y 8, dijo Dobson,

Gabor Figeczky, director de la rama húngara del grupo ecologista WWF que visitó la zona junto a expertos, dijo que el impacto en el río Marcal fue peor de lo previsto y que esperaba que la alcalinidad caería cuando alcanzara el Rába, un río de mayor tamaño. Sin embargo, seguía con un pH de entre 9 y 10, declaró.

Figeczky dijo a Reuters que dado que el Danubio era un río mucho mayor, la alcalinidad debería reducirse. Dijo que los niveles de pH deberían ser normalmente entre 7 y 8, idealmente más cerca de 7.

"Según nuestras actuales estimaciones, (la contaminación) seguirá limitada a Hungría y también confiamos en que alcance Budapest con valores aceptables de pH", añadió.

Río abajo desde la zona del desastre, el Danubio pasa por o toca territorio croata, serbio, búlgaro, rumano, moldavo y ucraniano de camino al mar Negro.

Hungría declaró el estado de emergencia en tres condados el martes después de que el vertido - desechos de refinación de bauxita que tiene un fuerte efecto cáustico - afectara a Kolontar, Devecser y otros pueblos situados a 160 kilómetros al oeste de Budapest.

El primer ministro, Viktor Orban, visitó Kolontar el jueves y dijo que no tenía sentido retirar los escombros de parte de la población ya que era imposible volver a vivir allí.

"Es difícil encontrar las palabras. Si esto hubiera sucedido de noche, todo el mundo habría muerto", dijo Orban a periodistas.

"CATÁSTROFE"

El líder húngaro dijo que el desastre no podía deberse a causas naturales.

"Es una catástrofe ecológica sin precedentes en Hungría. El error humano es más probable. El muro (del depósito) no se desintegró en un minuto. Debería haberse detectado".

MAL Zrt, propietario de la planta de alúmina Ajkai Timfoldgyar y el depósito reventado, dijo el martes que no había indicios de una catástrofe inminente, añadiendo que la última inspección del depósito realizado el lunes no había encontrado ningún problema.

Los equipos especializados en desastres, ejército y residentes estaban limpiando los escombros y buscando a los tres desaparecidos.

Muchas personas han sufrido quemaduras e irritación en los ojos por el plomo y otros elementos corrosivos en el lodo. El vertido, que se estima en 700.000 metros cúbicos, sacó coches de la calzada y dañó puentes y casas.

El Gobierno suspendió el martes la producción de la planta y la policía investigaba qué pudo haber causado el desastre.

MAL reiteró el jueves que le gustaría reiniciar la producción de su planta de aluminio el fin de semana con un nuevo estanque de residuos.