Inicia festival con música de piano y flauta traversa

Escrito por  ROBERTO PATIÑO / EL PAÍS EN Oct 22, 2014

La pertinaz lluvia caída anoche no fue óbice para que el público asistente al auditorio de la Casa de la Cultura disfrute de las interpretaciones, en una primera parte, del joven dúo de flauta traversa integrado por Roberto Pérez y Facundo Aldana y posteriormente de los maestros Guillermo Luna en el instrumento de viento y Aleyda Álvarez al piano.

Abrieron el concierto Pérez y Aldana, en un debut auspicioso, al interpretar “Eco” de Joseph Hydn. Ambos, distantes entre sí en el pequeño escenario de un auditorio, que sirve más para conferencias que para demostraciones musicales, mostraron todo su talento en una pulcra ejecución del tema elegido.
La música de los chicos, impecablemente vestidos de negro, logró un efecto unificador de ambas ejecuciones; separados pero juntos, con ecos de contrapunto y el rumor de la lluvia que venía de fuera construyeron un ambiente mágico en el que el goteo del agua, en vez de opacar las notas, las resaltó.
Luego fue el turno del plato fuerte de la noche, Luna y Álvarez iniciaron su presentación con temas de Federico Händel: Sonata para Flauta y continuo en Fa mayor y Largheto – Allegro Siciliana Allegro. Temas de la época barroca que en los instrumentos de los artistas transportaron a los asistentes a 300 años atrás a través del sonido logrado con características especiales de esa época.
Una mayor destreza técnica exigieron los siguientes temas ejecutados y que fueron compuestos por John Rutter. La suite Antique en homenaje a Bach y el Prelude Ostinato Aria Rondeau con reminiscencias barrocas y en esa fusión que encontramos un poco de jazz y ritmos modernos.
Posteriormente ofrecieron un paseo musical por la vieja Francia de la mano de Gabriel Faure con Fantasie Op. 79. Este fue compuesto a pedido de un profesor de flauta que le pidió al compositor un tema que pueda aplicársele como examen a los alumnos del conservatorio de París por lo que esta lleno de arpegios y escalas para piano y flauta.
La coordinación que lograron ambos ejecutantes fue perfecta, como un reloj. Posteriormente llegó el turno del Srinx de Claude Debussy, primer tema compuesto para flauta sola en el siglo XX y cuya importancia radica en que rescata a la flauta traversa del olvido en el que caía a causa de la preferencia de los músicos por instrumentos como el violín y el piano.
La sonata Cantinela de Poulene permite, en la interpretación magistral de Luna y Álvarez, deleitarse con la combinación de piano y flauta a través de los timbres propios de cada uno de estos instrumentos.
Finalmente, ambos artistas estrenaron una composición especialmente elaborada para este festival y que pertenece a Juan Antonio Rojas. El tema se titula Lloviendo con el Sol y es una tonada chapaca con aires clásicos.
La presentación de ambos maestros mostró que la interpretación en un dúo requiere de un trabajo mucho más preciso porque los ejecutantes deben coordinar tiempos, caracteres, timbres, que uno no toque más fuerte que el otro, amalgamar los dos sonidos y que sólo se logra con la práctica conjunta y el conocimiento que los artistas tienen de sus interpretaciones.