Samuel no se fía de Montes

Escrito por  Miguel V. de Torres Oct 27, 2014

Algo no cuadra en el proyecto opositor que hoy han presentado los ya socios Óscar Montes (UNIR) y Johnny Torres (fracción del MNR). Ambos tenían muchas ganas de presentarse como la única opción, luego de las muchas acusaciones que se les hicieron durante las elecciones nacionales, cuando decidieron sumarse al carro de Tuto Quiroga en detrimento del de Samuel Doria Medina, que les acabó condenando en el departamento de Tarija. 

Montes y Torres han usado la misma técnica que ya usó Doria Medina en su día, la de anticiparse y presentar por cierto un frente de unidad cuando aún no lo era (Frente Amplio) y que poco después voló por los aires para sumarse a un “grande”, el de los Demócratas en Santa Cruz.

Esta vez han encontrado un aliado sin par. Mauricio Lea Plaza ha arrastrado a los restos de Camino al Cambio hacia este lugar del péndulo. En pos de la unidad, los aliados de Mario Cossío han perdonado a Montes y también parece que a Torres (con un largo historial de encontronazos en la Asamblea) para intentar ganar al MAS.

Claro que nadie duda que el apoyo no será a fondo perdido. Hay no tantos cargos en juego para repartir y quien se ha quedado con la Comisión decisiva es precisamente Lea Plaza, quien hace apenas una semana anunció su interés no sólo por la Gobernación, sino también por la Alcaldía.

Alcaldía que quedará huérfana tras quince años de gestión de Montes si se confirma, como parece, que sus credenciales serán suficientes para liderar este barco. Quien se sentía más cómodo de lo esperado, a la derecha de Montes, era el actual presidente del Concejo Municipal, Rodrigo Paz, y a quien todos señalan como el heredero natural. ¿Cederá Camino al Cambio y el MNR todo el futuro poder a UNIR?

El cronograma está en marcha y aunque la puesta en escena incluye repetir hasta la saciedad que había “10 partidos y 4 agrupaciones” y que eso suma “el 90% de los opositores en Tarija”, las ausencias fueron notorias.

Faltaba el FRI de Motete Zamora, que habitualmente marca el norte tarijeñista. Faltaba la hipermotivada Vanguardia de Adrián Oliva. Faltaba Alfonso Lema y su fracción del MNR. También faltaba Wilman Cardozo, aunque desde el Chaco haya hecho esta mañana el cruce de luces, pero el que sobre todo faltaba eran los leales de Samuel Doria Medina y su Unidad Nacional.

Ni Fernando Campero, más convencido de la conveniencia, ni Mirtha Arce, más crecida, aparecieron por la reunión ni se sabe de sus intenciones. Samuel tiene guardada la jugada de Torres en Tarija en las nacionales y no está dispuesto a lanzarse con los brazos abiertos, pues prefiere hacer valer su papel de segunda fuerza opositora a nivel nacional para jugar roles protagónicos en las departamentales.

La oposición parece que transita un camino similar al que recorrió para las nacionales, con demasiados egos y demasiadas condiciones. El diálogo está abierto y si no hay consenso, siempre queda Luis Alfaro, más motivado que de costumbre, y que hoy ha regalado otras cuantas frases para la galería y para seguir dudando de su condición de oficialista o de estratega superdotado. “Montes es el más funcional al MAS”. Ahí queda eso.