Presentan libro que analiza verdades fundamentales

Escrito por  ROBERTO PATIÑO / EL PAÍS EN Oct 30, 2014

El libro “Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres” tiene como finalidad dar soluciones a muchos problemas de la historia de la humanidad, a nivel individual y local. También pretende revelar algunos misterios divinos y bíblicos para brindar al lector un camino de aprendizaje en la búsqueda de una conciencia superior.

La obra fue presentada al finalizar la tarde de ayer por su autor, Eduardo Darwich Rocha, en el Auditorio de la Casa de la Cultura. En entrevista con El País eN destacó que le llevó desde 2011 escribirla y que la etapa más dura fue realizarle algunos cortes porque la consideraba muy larga y podía resultar tediosa para sus eventuales lectores.
Con 28 años, es titulado en Relaciones Internacionales de la universidad NUR en Santa Cruz, actualmente es responsable de Comunicación y Archivo de la Casa de la Cultura. Recordó que esa casa de estudios superiores marcó de alguna manera su inclinación por los preceptos teosóficos ya que en el ingreso, en su época estudiantil, tenía un letrero con la leyenda: “El hombre será libre con la libre investigación de la verdad”.
“Le dedicaba tiempo en la noche. Había días que le dedicaba dos horas, otras veces cuatro, el proceso más largo fue extraer lo más importante porque el texto era más largo y ese proceso para mi fue agotador, hacerle los recortes duró un año entero. Fue el 2011 que empecé con los primeros bosquejos en Santa Cruz y lo culminé en Tarija”, contó.
En principio fue escrito para un cierto sector de eruditos, de entendidos en temas de más allá de lo visible, pero después le otorgó a la obra un carácter más sencillo con el fin de que la gente entienda que existen teorías complejas del Universo que pueden explicar que el “más allá” también puede estar aquí.
Sus investigaciones le llevaron a considerar que existe un sistema de revelaciones que sirven para entender el origen caótico de la naturaleza humana, la variabilidad que determina el incremento del sentimiento animal de dominio, de hacer la guerra, matar, sentimientos que aún se guardan en el inconsciente de nuestra naturaleza.