Juegos en red y de Play Station dejan atrás a los Arcade

Escrito por  ROMINA ALFARO/ EL PAIS EN Nov 03, 2014

Los años 80 y 90 eran aquellos en los que las cajas de juegos Arcade eran las que llenaban las salas recreativas y se probaba el verdadero potencial gráfico. Pero ahora éstas quedaron en el olvido y son cosas del pasado debido a la revolución tecnológica y a las modernas consolas de videojuegos disponibles también en Tarija.

Pasaron más de 20 años desde que las salas de videojuegos se implementaron en la ciudad capital, tiempos en los que los juegos Arcade eran una gran novedad y más 80 jóvenes y niños esperaban entre 15 a 30 minutos para poder jugar cerca de diez minutos, según relata uno de los propietarios de salas de videojuegos.
“Para jugar los juegos de futbol y Teken de estas máquinas grandes se compraban fichas que valían 20 centavos y los niños, adolescentes y jóvenes jugaban hasta que el jugador era eliminado, pero ahora, en los pocos lugares que quedan este tipo de videojuegos se debe cancelar entre uno y dos bolivianos  para jugar durante una hora”, explica.
Ahora, debido a la facilidad que se tiene para el acceso a los juegos por red del internet y la rebaja de los precios de las consolas, cayó de gran manera la participación de los jóvenes en las salas de videojuegos, según explicó Robert Yujra, responsable del video juego Futbol Manía.
En cambio la situación es diferente para las nuevas consolas de videojuegos, pues según el gerente propietario de Play Center, Richard Alcoreza, con el pasar de los años hubo una gran aceptación de los jóvenes con la “revolución del Play Station2”, que según asegura, es la principal consola que juegan niños desde cinco años hasta personas mayores de 30 años.
Explicó que cuando salieron las consolas de Play Station 1 y 2 sus precios estaban cerca de los 500 dólares y que ahora se pueden conseguir hasta en 150 dólares. Pero esto ya no importa mucho, pues ya son poco requeridas y quedaron caducadas en el mercado, con las nuevas tendencias y consolas.
Detalló que el Play Station 3, una de las últimas, tiene un precio aproximado  de 2.800 bolivianos y su desbloqueado para utilizar juegos que no son originales cuesta entre 25 y 30 bolivianos.
Las nuevas consolas que salieron al mercado en noviembre del 2013 son el PlayStation 4 y Xbox One con un precio de 570 y de 650 dólares respectivamente; el costo de sus juegos oscila entre 70 y 85 dólares debido a que son originales.
La evolución de estos juegos se basa por lo general en su calidad gráfica, pero además, porque ahora permite interactuar con personas de todo el mundo mediante el internet, lo que hace que sea un juego masivo. Hay algunos que permite incluso la participación de 16 personas de diferentes países, dijo Alcoreza.
Tipos de juegos
Los  tipos de juegos más requeridos por los jóvenes son estrategia, aventura, de rol, terror, peleas y futbol
Época donde se vende más las consolas
Las diferentes tiendas que están en el centro de la ciudad indicaron que son en los meses de diciembre y enero cuando existe mayor venta de equipos. Reconocieron que en esta temporada es cuando se eleva más del 100 por ciento de las ventas.
Algunos accesorios para videojuegos
Estos videojuegos además de los controles requieren también otros accesorios, según el tipo de juego. Por ejemplo, para Rock band Guitar, la batería, guitarra y micrófono cuesta cerca de 2.000 bolivianos el juego completo. Mientras que para Xbox 360 hay las pistolas que tienen un precio de 150 bolivianos, la cámara Kinect (lo último en sensor de movimiento) cuesta 120 dólares.  
El representante de Super Zona Game, Jair Quevedo, dijo que ahora las últimas consolas son llamadas octava generación ya que están revolucionando la forma de jugar video juegos. Explica que ya no consiste en apretar botones, pues permiten ahora “vivir los juegos” ya que existen cámaras que aumentan la realidad de los videojuegos y provocan que uno sienta como si estuviera dentro del juego.

Emoción y adrenalina en los juegos

 Uno de los jóvenes aficionados de los videojuegos, dijo a El País eN que jugar este tipo de juegos les permite encarar un personaje virtual y hacer cosas que en la vida real no lo harían, como ser: disparar, matar, manejar autos o ir a diferentes lugares del mundo.
Reconoció que los juegos no están hechos para todo el público y que son elaborados en base a categorías, es decir: la E es apta para niños de 5 años, la T para adolescentes de 13 años y la categoría M para jóvenes de 16 años en adelante, esto debido a que son violentos.