Un chileno recorre 1.300 km con muletas

Escrito por  BBC / Mundo Nov 19, 2014

Ignacio Jaime Carrasco, un chileno de 51 años, se ha enfrentado al potente sol del desierto de Atacama, a los perros salvajes y a los zorros. Pero cuenta que lo más difícil de su vida ha sido golpearse con las puertas que se le cerraron por ser discapacitado.

Es por eso que está dispuesto a recorrer medio país con la ayuda de dos muletas y con una mochila de 80 kilos a cuestas.
Camina los 1.300 kilómetros que separan su ciudad, Antofagasta, en el norte del país, con la capital, Santiago de Chile, para generar conciencia e igualdad de oportunidades para las personas con discapacidades.
“La primera parte del desierto fue menos complicado, pero ahora estoy atravesando una zona de piedras que me dañan la pierna”, le cuenta a BBC Mundo. De hecho, en su trayecto sufrió un desgarro en la pierna que le ha obligado a bajar el ritmo de marcha, unos 10 km al día.
Ignacio Jaime, un analista de sistemas informáticos que trabajaba en una empresa de la minería en esta región del norte de Chile, sufrió un accidente laboral en 2007. Le atropellaron cuando salía del trabajo y se fracturó ambas piernas y la mano derecha, lo que le ocasionó además daños en el pulmón.
Tiene también una discapacidad visual y hernias musculares en las piernas que lo obligan a medicarse con morfina. Dice que por eso casi no hay empleadores que quieran contar con él.
Salió de Antofagasta el pasado 17 de septiembre y ya atravesó el desierto de Atacama, uno de las zonas con las condiciones climáticas más hostiles del país. En total más de 400 km.
Su caso ha conmovido a los vecinos de la zona e incluso más personas se han comunicado con él para trasladarle sus deseos de unirse a su recorrido hasta la capital del país.