Imprimir esta página

Alcances de conflictos mineros serán expuestos en un libro

Escrito por  ROBERTO PATIÑO / EL PAÍS EN Nov 19, 2014

Con el objetivo de instalar temas de repercusión nacional en el debate regional, la Comunidad de Estudios Jaina en coordinación con la Fundación Unir Bolivia presentan hoy el libro “La Veta del Conflicto. Ocho miradas sobre conflictividad minera en Bolivia (2012-2014)” y que aborda desde diferentes perspectivas, los núcleos temáticos centrales que el título describe.

Además, en el camino de privilegiar espacios de trabajo, la Comunidad se vinculó a Unir y el Instituto para el Desarrollo Rural de Sudamérica (IPDRS) para traer a Tarija experiencias y aprendizajes generados en las investigaciones que realizan estas entidades para abrir líneas de pensamiento, en este caso el tema minero, detalló la directora de Jaina, Pilar Lizárraga.

Impactos
Sin embargo, según Lizárraga, si bien esta problemática puede corresponder a otros departamentos, impacta en la vida de los tarijeños, las poblaciones indígenas y campesinas porque se ven afectadas con lo que implica el concepto de producción minera.
“La intención es que Tarija se relacione y se vincule a estos otros procesos a nivel nacional, qué pasa con el tema minero en términos de los conflictos y lo que pasa con el concepto de producción minera, el impacto que tiene en la propia configuración del Estado, los medios extractivistas y el bien común”, explicó.
Por su parte, la presentación del director ejecutivo de Unir, Antonio Aramayo Tejada, señala que el libro busca dar continuidad a la serie de análisis temáticos que se vienen produciendo y publicando en los últimos años, esta vez concentrándose en un tema que ha cobrado gran protagonismo en la agenda pública nacional: la conflictividad en el sector minero.
El libro se compone de ocho artículos temáticos y de un análisis prospectivo general. Los primeros trabajos conforman el telón de fondo indispensable para comprender la situación actual de la minería en Bolivia, tanto desde una perspectiva sociopolítica como económica, así como las causas y alcances de los conflictos sociales del sector.
En el primer texto, María Soledad Quiroga realiza un repaso a la trayectoria histórica de los trabajadores mineros, reflexionando sobre su rol en la actualidad; en el segundo, Eliodoro Sandi expone y analiza el papel de la minería en la economía boliviana y en el desarrollo nacional, regional y local; en el tercero, Alejandro Arze se refiere a los rasgos de los conflictos mineros: los actores, los niveles de violencia que presentan y las características de los procesos de gestión de estos casos, entre otros asuntos.

Análisis
El segundo conjunto de artículos tiene el propósito de analizar los temas que más conflictos generaron (y continúan generando) en el sector, entre 2010 y 2014, desde la perspectiva de los autores. Así, Dionisio Garzón presenta el panorama normativo que regula la actividad minera, particularmente en lo que respecta al régimen tributario, y expone los nodos de conflictividad en el sector.
Pablo Poveda se refiere a la distribución de áreas de explotación minera y a las pugnas entre actores por controlarlas; Carlos Arze aborda las características y causas de los conflictos laborales en el sector; Emilio Madrid analiza, por un lado, los conflictos por impactos socioambientales de la minería, y se refiere, por otro, a las tensiones entre los derechos de los pueblos indígenas y las dinámicas de esta actividad económica.
El apartado final del libro sistematiza los resultados de un taller de análisis prospectivo realizado con la participación de los autores de la publicación, junto con otros especialistas invitados y el resto del equipo de Investigación en Conflictividad Social de la Fundación UNIR. Después de la sesión de reflexión colectiva, los asistentes identificaron las variables que, en un horizonte temporal de dos años, tendrán influencia en la conflictividad del sector minero.

El rol de la minería durante la historia
 La explotación y exportación de recursos naturales ha sido, a lo largo de la historia, -sostiene Jimena Avejera Udaeta en la introducción del libro- el principal sustento económico de Bolivia. La minería en particular tuvo un rol importante desde la Colonia, constituyéndose en la actualidad en uno de los pilares de la economía nacional, junto con los hidrocarburos.
Durante los últimos años el Estado boliviano ha venido atravesando por un proceso de rediseño institucional, al cual el sector minero no ha resultado ajeno, generándose en su interior nuevas dinámicas políticas, sociales y económicas.
Estos elementos, además de otros de carácter estructural y coyuntural, son esenciales para comprender la pluralidad de conflictos sociopolíticos que periódicamente tienen lugar en el ámbito de la minería.
Si bien, en comparación con otros tipos de conflicto, los casos mineros no son los más numerosos (4 % del total entre 2010 y 2014), su cantidad se ha ido incrementando en el transcurso del tiempo.
Además, presentan importantes niveles de violencia, no sólo por la radicalidad de las medidas de presión a las que muchas veces recurren los actores movilizados, sino también porque en repetidas oportunidades se han producido enfrentamientos entre partes.
Todo esto, sumado a la importancia que la temática tiene actualmente en la agenda pública nacional, torna indispensable el análisis de las características, las causas y los efectos de estos conflictos.
Con tal objetivo, se ha solicitado a siete profesionales de reconocida trayectoria el abordaje y análisis de diferentes temas, intentando ofrecer, en conjunto, un panorama plural y multidisciplinario sobre la situación actual de la minería y las dinámicas de la conflictividad que giran en torno a ella.