Se fue “Chespirito” y deja al mundo latino en soledad

Escrito por  AGENCIAS / EL PAÍS EN Nov 29, 2014

El actor, comediante, guionista y escritor mexicano, Roberto Gómez Bolaños, conocido en el mundo de la comedia bajo el apodo Chespirito y creador de personajes como El Chavo del 8, El Chapulín Colorado, Chaparrón Bonaparte, El Dr. Chapatín, El Chómpiras y el reportero de “La Chicharra” Vicente Chambón, falleció ayer a los 85 años, luego de padecer serios quebrantos de salud.

Un pequeño Shakespeare
Nacido el 21 de febrero de 1929, su fama traspasó fronteras, convirtiéndose en un ícono en toda América Latina. El apodo proviene de una castellanización del autor inglés Shakespeare, y se lo puso el director de cine Agustín P. Delgado, quien consideraba a Roberto Gómez Bolaños un pequeño Shakespeare.
En 2004 se casó con Florinda Meza, quien interpretó a “Doña Florinda” en la famosa serie infantil, y tenía seis hijos de su primer matrimonio con Graciela Fernández.
Desde hacía largo tiempo, el actor y escritor estaba alejado de las actividades públicas debido a que tenía que manejarse en una silla de ruedas. Pero continuaba disfrutando del amor de su familia y de sus fanáticos que a diario lo llenaban de mensajes de afecto en las redes sociales.
Aunque todavía no se conoce la causa de su muerte, el cómico sufría varios padecimientos como diabetes y un enfisema pulmonar.
Hijo de la secretaria bilingüe Elsa Bolaños Cacho y del pintor, dibujante e ilustrador Francisco Gómez Linares, desde pequeño Roberto mostró sus dotes creativas, según la prensa mexicana. Estudió Ingeniería en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); sin embargo, éste no fue su camino y muy pronto lo descubrió.
Inició su carrera como creativo de publicidad, lo que lo llevó a conectarse con la radio y la televisión. En la década de los años 50 fue un guionista muy activo. Y aun cuando demostraba sus aptitudes como actor, Bolaños decidió continuar como escritor, contribuyendo con guiones para películas y programas de televisión. A la par, en su vida personal, en esa época se casó con Graciela Fernández.
Entre 1960 y 1965, “Chespirito” continuaba escribiendo guiones para dos de los más afamados programas de televisión de la época: “Cómicos y canciones” y “El estudio de Pedro Vargas”. En 1968 comenzaron las transmisiones de la Televisión Independiente de México y Bolaños fue llamado como escritor, con la oferta de usar a su antojo una media hora semanal a su cargo.
De esta forma Bolaños presentó formalmente su carrera como actor con emisiones entrañables como “Los supergenios de la mesa cuadrada”. Pero fue en la década del 70 cuando logró tener un programa propio que denominó “Chespirito”, del cual nunca imaginó que lo fuera a convertir en un ícono de América Latina.

Los personajes que “Chespirito” inmortalizó

El Chapulín Colorado
Inicialmente sería de color verde, mas por cuestiones tecnológicas, el destino quiso que sea colorado. Este superhéroe latinoamericano ha dejado más huella que ningún otro a nivel mundial. Sus frases que se hicieron celebres fueron: “Síganme los buenos”, “No contaban con mi astucia”, “¿Y ahora quién podrá ayudarme?”.

El Chavo del 8
Sin duda es el personaje de Roberto Gómez Bolaños que más éxito ha tenido. Es todo un fenómeno, al estar vigente en la televisión por más de 30 años con el mismo suceso de antaño. Un niño pobre y huérfano que vivía en un barril de madera en medio del patio de una vecindad, fue uno de los personajes más queridos que hizo Chespirito.