Las orquestas de Urubichá y de Tarija reeditan duelo sinfónico

Escrito por  ROBERTO PATIÑO / EL PAÍS EN Dic 10, 2014

Las Orquestas Sinfónicas Urubichá y la Juvenil de Tarija se medirán de nuevo en el mismo terreno en el que lo hicieron en 2013, Santa Cruz. El elenco chapaco, consciente de que es un evento único, se ausenta con la intención de aprender más, hacer de la música un divertimento y mostrar su arte al público de esa ciudad.

Son 50 niños y jóvenes acompañados por los profesores Franz Condori, Laurent Astruc, Beto Martínez, Luis Amaral, Juan Carlos Martínez y Valeria Voit que partieron ayer por la tarde rumbo a la ciudad oriental para participar de la segunda versión del Concurso Nacional de Orquestas Juveniles de Bolivia denominado “Música para Crecer”,  fomentado por la CAF.

Taller
El profesor Astruc explicó que en primer término participarán de un taller con profesores del sistema venezolano de orquestas y que durará unos 10 días. Posteriormente, participarán del concurso 2014 en la categoría de orquestas sinfónicas en el que son finalistas junto a Urubichá.
El objetivo es “divertirnos, primero aprender mucho los profesores y los jóvenes, ese es el verdadero premio, califican para participar de un gran taller de 10 días. La final es como un partido de fútbol, a veces va bien y a veces va mal, lo importante es que los chicos han hecho una buena preparación. Ya hemos ganado”, sentenció.
La Sinfónica Juvenil tarijeña deberá presentar un extracto de la ópera de Camille Saint-Saëns, Sansón y Dalila, denominada Bacchanale. Luego, durante el taller, trabajarán el primer movimiento de la Serenata de Dvorak y culminarán con el cuarto movimiento de la Sinfonía Nº 4 de Tchaikovsky. “Un repertorio bastante difícil”, calificó Astruc.
Beto Martínez puntualizó que todo está encaminado dentro del parámetro exigido para este concurso y destacó que la obra Bacchanale es interpretada de memoria por la orquesta, lo que los pone en una expectativa muy grande porque es una obra muy difícil. Valoró la actitud, la perseverancia y el trabajo que hicieron los jóvenes y que llegar a esta instancia ya es un triunfo.
“Hemos coincidido que estamos yendo a disfrutar de la música, no estamos yendo a competir, estamos yendo a disfrutar de la música y ofrecerle al público un concierto y no precisamente ir a demostrarle al jurado, esa es una cuestión hasta subjetiva”, sostuvo.
Entretanto, Condori adelantó lo darán todo en el evento, y demostrar todo lo trabajado en esta preparación. “Hay entusiasmo y nervios como en cualquier persona, nos hemos preparado con anticipación, técnica, física y mentalmente, estamos preparados y esperamos hacer un buen papel en Santa Cruz”, agregó.
En pasados días, tras evaluar a las orquestas semifinalistas en sus ciudades de origen, el jurado del Concurso informó que clasificaron en la categoría sinfónica la Orquesta Departamental de Tarija y la Orquesta Juvenil de Urubichá. Entretanto, en la categoría de orquestas de cámara fueron seleccionadas la Filarmónica de Oruro; la Infanto-Juvenil Paz y Bien y la Municipal de Cuerdas, ambas de San José de Chiquitos.
Los jurados, Gastón Arce, Nazario Tirado y Freddy Terrazas, evaluaron a cada una de las orquestas con una presentación en vivo. Los criterios de calificación fueron afinación, balance, fraseo y articulación; precisión, flexibilidad y expresividad y coherencia en el discurso musical, así como inclusión social, clave en la filosofía del programa “Música para Crecer” de la CAF.

En 2013 resultó ganador el grupo de Tarija

En la versión 2013, con el mejor puntaje como resultaron las juveniles de Tarija y Urubichá; mientras que en la categoría de cuerdas clasificaron la Orquesta Municipal de Cuerdas San José Patriarca, la Juvenil Paz y Bien de San Ignacio de Velasco.
La final se realizó en Santa Cruz. Allí la Orquesta Juvenil de Tarija (categoría sinfónica) y la Orquesta San José Patriarca de San José de Chiquitos (categoría cuerdas), obtuvieron el primer lugar. Cada una recibió como premio Bs 42 mil.

El dato

Viaje
La Orquesta Juvenil que se ausentó ayer a Santa Cruz, está compuesta por 50 niños y jóvenes, cinco profesores y dos asistentes.