Dos jóvenes piden seguridad ante supuesto policía agresor

Escrito por  Roberto Patiño / El País eN May 19, 2016

La noche del 3 de mayo, dos jóvenes -que viven solos- fueron agredidos por tres sujetos que se presentaron como policías, uno de ellos es su vecino, presuntamente estaban en estado de ebriedad, ingresaron al domicilio del muchacho y cometieron destrozos en el lugar, además los amenazaron de muerte. La denuncia fue presentada por ellos junto a sus padres ante la Defensoría del Pueblo.

Nosotros estamos tomando conocimiento a través de la Defensoría, sostuvo el comandante de Policía Departamental, Juan Carlos Dalence Herrera, y que recibirán de esta entidad toda la información correspondiente para que se inicie una investigación. En caso de comprobarse esta anomalía, ellos tomarán las medidas correctivas necesarias.

Los hechos
La denuncia fue presentada en una conferencia de prensa brindada por la responsable de la Defensoría, Gladys Sandoval y los damnificados: Leandro Julinho Pinaya Encinas de 20 años y su padre y dueño de casa Isaac Leandro Pinaya Jiménez, además del muchacho que es su inquilino Ariel Angelo Vega Quispe (17 años) y su progenitor José Luís Vega.
Según el relato, los hechos sucedieron el 3 de mayo alrededor de las 23.00. Leandro, Ariel y unos amigos veían una película y compartían un pollo y en ese momento escucharon caer la moto que estaba en la calle, salieron a ver y se encontraron con tres sujetos y dos mujeres que empezaron a agredirlos y se metieron en la casa.
Los golpearon sin mediar razón alguna y causaron destrozos en el interior del domicilio a tiempo que amenazaban con matarlos, se encontraban en estado de ebriedad y se identificaron como “Deltas” y otro dijo que pertenecía a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc). Entre los agresores identificó a su vecino Rolando Caritas Paniagua, que presuntamente pertenece a la institución del orden.
“Logramos escapar y me hicieron corretear todo el barrio diciendo que me iban a matar, mi inquilino logro escapar y nos comunicamos con la policía para pedir auxilio, pero ellos llegaron, se saludaron con mi vecino, se dieron de la mano y en vez de detenerlos o ver los destrozos que causaron en mi casa, al contario,  ingresaron a la casa de mi vecino”, relató Leandro.
Además, en vez de detener a los agresores, los mandaron a la Estación Policial Integral (EPI) de Lourdes, allí le aclararon que no podían recibir la denuncia porque el hecho sucedió en la jurisdicción de la EPI Moto Méndez, ya era el día siguiente y en este lugar le pidieron volver a la noche, momento en que recién tomaron la denuncia.

Justicia
Ambos padres, a su turno, exigieron que se haga justicia y se les brinden garantías. El dueño de casa, Isaac Leandro Pinaya detalló que vive en Santa Cruz por razones de trabajo y dejó a su hijo solo al cuidado del domicilio, se mostró consternado por lo sucedido, expresó que tiene miedo de lo que le pueda suceder al joven ya que recibió amenazas de muerte y que por esa razón acudió a la Defensoría.
Por su parte, José Luis Vega, padre del menor inquilino, también mostró su preocupación porque existen momentos en que el muchacho tiene miedo de volver a esa casa, pidió que se les brinden garantías para tener seguridad.
Entretanto, Sandoval deploró el hecho, detalló que los jóvenes no estaban en estado de ebriedad cuando sucedió la agresión porque se les tomaron pruebas de alcoholemia y que remitirá la denuncia junto a la documentación que posee y que abrirá una investigación para entrevistar a los policías que tuvieron conocimiento del hecho.
A su vez, el coronel Dalence Herrera recomendó hacer una denuncia formal que les permita investigar la verdadera identidad del agresor y tomar las medidas disciplinarias necesarias si es que fuere policía.