Paralelo 21: Cadáver exquisito

Escrito por  Pablo Pizarro - Guzmán Feb 24, 2018

Cadáver exquisito es el título de la novela literaria de Agustina Bazterrica que ganó la XX edición del Premio Clarín Novela 2017. El jurado constituido por Jorge Fernández Díaz, Juan José Millas y Pedro Mairal (ganador el año 1998 con Una noche con Sabrina Love) eligió entre 500 propuestas la obra de Bazterrica, quien recibió 300 mil pesos argentinos y su publicación por el sello Alfaguara. 

Puedo argüir, sin temor a equivocarme, que el Premio Clarín de Novela debe ser uno de los más prestigiosos del mundo hispanoparlante. Desde el año 1998 viene consagrando a narradores de la talla de Claudia Piñeiro (Las viudas de los jueves 2005), el mismo Mairal, Carlos Bernatek (El Canario 2016) o Norma Huidobro (El lugar perdido 2007) entre tantos otros.
En este caso Bazterrica presenta una obra de ficción magistral desde el punto de vista de la construcción discursiva y la confección narrativa. Lo primero, muestra la realidad de una sociedad distópica, donde las esferas de poder continúan reproduciéndose a pesar de las vidas humanas, legitimando la violencia mediante un sistema simbólico que refuerza lo correctamente político. Segundo, relata la invención de los hechos con una prosa filosa y depurada, que destila desde las entrañas de los sucesos y que llega a lo más hondo del lector.
El libro cuenta la vida de una sociedad caníbal, humanos que se comen a humanos, dada una peste de animales y un cambio de paradigma denominado de Transición. El relato fluye desde la voz principal de Marcos Tejo, quien trabaja en un frigorífico donde de manera “natural” diseccionan seres humanos para luego ser puestos a la venta en las carnicerías del lugar. Personaje que al parecer aún mantiene la mirada de ser humano, pero que sin embargo también lo carcomió un sistema sanguinario.
Más allá del relato, ya que al recorrer sus páginas surgen ganas de dejar de leerlo por lo descarnado de la historia, uno se empieza a preguntar sobre varios temas ¿los humanos habremos perdido el sentido de la vida?, ¿será que vamos rumbo a convertirnos en lobos de nuestros hermanos?, ¿la violencia es parte consustancial de nuestra existencia?, ¿la violencia fue, es y/o será instrumento del poder?, ¿la cosificación del prójimo ya es una realidad?, ¿cuándo el poder cambiará de actitud?.
O sino recuerden las imágenes de tiros y masacres que se suceden en los EEUU cada tanto. El pasado 14 de febrero del 2018, en Florida, 17 estudiantes murieron en una secundaria a manos de un ex estudiante del colegio. En lo que va del año se dieron 11 masacres entre colegios (9) y universidades (2). Increíble.
En definitiva, la historia de violencia extrema que describe Bazterrica fácilmente puede ser parte de nuestro presente, obviamente no en esos términos, pero si cuando observamos que mujeres y niños son exterminados, sin ningún ápice de arrepentimiento por parte de los autores de los crímenes, entonces significa que algo muy despiadado le está sucediendo a la humanidad.